Masturbación: Beneficios y mitos de una de las prácticas sexuales más cuestionadas

La masturbación genera bienestar, mejora la calidad del sueño e incluso fortalece el sistema inmune. Gtres

 

A pesar de ser una de las prácticas más comunes del ser humano, la masturbación ha sido durante años un tema tabú. Lamentablemente, en muchos ámbitos, todavía lo sigue siendo.

Por vozpopuli.com

Masturbarse forma parte de la vida del hombre y de la mujer tanto como el comer, dormir o respirar. Pero durante muchos años ha estado mal visto tanto hablar de ello como reconocer practicarlo. Hasta tal punto, que la masturbación se ha convertido en el objetivo de mitos y leyendas sobre negativos efectos para que supondría para la salud.

Afortunadamente, la ciencia ha dado un paso al frente para desmentir la mayoría de estos mitos, incluso demostrando los numerosos beneficios que la masturbación tiene para el ser humano. Según un estudio elaborado en mayo de 2020, el 90% de las mujeres españolas, y el 96% de los hombres reconocen haber recurrido al onanismo alguna vez en su vida.

Y es que, tal y como se aportaron los datos del Barómetro del Autoplacer 2019 elaborado por la empresa japonesa de productos sexuales Tenga, España está a la cabeza de los países en los que sus habitantes reconocen masturbarse. Le siguen los ingleses, con un 91%, los alemanes con un 89%, los estadounidenses con un 84% y los franceses con un 82%.

Este estudio también dio a conocer los hábitos de masturbación de los españoles, asegurando que el 65% de los hombres confiesa masturbarse al menos una vez a la semana, y un 42% en las mujeres.

Beneficios de la masturbación

Demostrado que es una práctica más que habitual entre la población, los expertos señalan que para gran parte de las mujeres todavía sigue tratándose de un tema tabú del que se sienten culpables y avergonzadas.

Derribar mitos en torno a la masturbación se ha convertido en un importante reto para normalizar esta práctica que, científicamente demostrado, conlleva numerosos beneficios para la salud.

Genera bienestar

Tal y como aseguró el terapeuta sexual Peter Saddington, la masturbación “libera sustancias químicas complejas, entre las cuales la más importante es la dopamina”. Conocida como el neurotransmisor del placer, la dopamina está asociada con el sentimiento de bienestar, algo que, según el experto, “hace que algunas personas se hagan adictas a la masturbación”. Además, la masturbación está relacionada con un descenso en los niveles de estrés.

Mejora la calidad del sueño

Con la masturbación se produce una liberación de sustancias como las endorfinas y otro tipo de neurotransmisores que ayudan a entrar en un estado de somnolencia. Un estudio realizado por el Instituto francés de la Salud e Investigación Médica demostró que tras el orgasmo, el cerebro entra en un estado de reposo que ayuda a conciliar el sueño. El cerebro expulsa serotonina y opioides, que también se asocian al sueño.

Fortalece el sistema inmume

Muchos han sido los estudios que respaldan que la masturbación ayuda contra las infecciones. Entre ellos, el realizado por el Departamento de Psicología Médica de la Clínica Universitaria de Essen, Alemania, que confirmó que la masturbación aumentó el recuento de glóbulos blancos, encargados de combatir las infecciones por bacterias, virus, hongos y otro topo de patógenos, y fortaleció el sistema inmunitario.

Ayuda con los dolores menstruales

Gracias a las sustancias químicas que nuestro cuerpo libera con el orgasmo que actúan como analgésico, la masturbación ayuda a las mujeres a disminuir los dolores menstruales. Además, se consigue una desinflamación de la zona genital que favorece a disminuir los dolores y molestias.

Mejora el aspecto de la piel

Según aseguran los expertos, la relajación que se consigue durante la masturbación hace que los vasos sanguíneos se dilaten aumentando el riego sanguíneo y consiguiendo una mejora en la piel y en su oxigenación.

Protege a los hombres contra el cáncer de próstata

Así lo determina un estudio realizado por la Universidad de Nottingham de Inglaterra y publicado en la revista British Journal of Urology International donde se aseguraba que los hombres sexualmente más activos a partir de los 50 años contaban con un pequeño efecto protector contra la aparición del cáncer de próstata.

Derribando mitos sobre la masturbación

Tal y como te contábamos antes, desde hace muchos años han surgido mitos y leyendas en torno a la masturbación, en su mayoría de aspecto negativo.

Influye en la fertilidad

Se ha llegado a asegurar que masturbarse afecta negativamente a la fertilidad. Una afirmación sin evidencia científica y que incluso se ha desmontado por algunos expertos asegurando que incluso la masturbación ayuda a la renovación del esperma, algo beneficioso a la hora de tratar de tener hijos.

Afecta a las relaciones de pareja

Todo lo contrario. Expertos aseguran que la masturbación es beneficiosa para las relaciones de pareja. Además de utilizarse como juego previo en las relaciones, ayuda a cada uno a conocer se propio cuerpo para conseguir el mejor placer.

Causa ceguera

Uno de los mitos más extendidos, y que actualmente casi está desapareciendo, es que la masturbación produce ceguera. Algo, lógicamente desmentido científicamente, al igual que las creencias de que provoca enfermedades mentales o el crecimiento de pelo en las palmas de las manos.