Qué es el síndrome del trasero muerto y qué hacer para combatirlo

El puente para glúteos es un ejercicio básico muy eficaz para prevenir el DBS. Foto archivo: Freepik

 

Puede que el nombre suene gracioso, pero lo cierto es que el dead butt síndrome (DBS) -o síndrome del trasero muerto- es algo muy real y molesto que ocurre cuando ciertas partes del glúteo “se olvidan” de su función y provocan molestias, dolor, rigidez y entumecimiento en otras partes del cuerpo, como las rodillas.

Por 20minutos.es

Asociado sobre todo al sedentarismo, paradójicamente también suele darse en atletas, pero la buena noticia es que, con algunas pautas es fácilmente prevenible.

¿Qué es y qué causa del DBS?

El término clínico para esta afección es tendinopatía glútea media, aunque a menudo también se conoce como amnesia glútea o, coloquialmente, el síndrome del trasero muerto. Este se produce cuando determinados músculos del glúteo (el medio y el mínimo) se debilitan, se alargan y “olvidan” su función, que es sujetar la pelvis y mantener su cuerpo en la alineación adecuada. Cuando esto no ocurre, se produce una inflamación de los tendones del glúteo medio y se ejerce tensión y presión sobre otros músculos en el área de la cadera, incluidos los flexores de la cadera.

La causa principal del debilitamiento de estos músculos es el sedentarismo, estar mucho tiempo sentados sobre ellos, pero también es una afección común entre los atletas y los bailarines de ballet porque los músculos y los tendones que pasan largos períodos en las mismas posiciones. Y es que, si los flexores de la cadera se tensan y no se estiran, como son responsables de mover las piernas al caminar, correr o subir escaleras, se puede desencadenar fácilmente un episodio de síndrome de trasero muerto. Las personas que duermen de lado, en posición fetal, también tienen más probabilidades de padecer debilidad de estos músculos, así como las mujeres a partir de los 40 años.

Para leer más, ingresa aquí