Las elecciones en Chile pueden afectar a un tercio del suministro mundial de cobre

 

Los votantes chilenos acuden este domingo a los colegios electorales en unas elecciones presidenciales muy polarizadas que tienen como favoritos a un conservador de extrema derecha y a un joven ex líder estudiantil de izquierda, en un enfrentamiento de extremos que no se había visto desde el regreso del país a la democracia en 1990.

lapatilla.com

Las elecciones en Chile, la primera nación productora de cobre del mundo que también tiene una de las mayores reservas conocidas de litio, serán las primeras desde que meses de violentas protestas por la desigualdad sacudieron la nación a finales de 2019, indica un análisis de World Energy Trade

Esta elección ocurre en momentos en que la nación está en medio de la redacción de una nueva constitución para reemplazar la aprobada durante el régimen militar de Augusto Pinochet, que se considera la principal causa de las realidades socioeconómicas extremas que han dividido a la nacion durante décadas.

Aunado a la nueva constitución y al controvertido proyecto de ley de cánones mineros, que podría aumentar drásticamente las tarifas del sector. También queda por definir una nueva ley de protección de glaciares, que podría afectar a algunas minas clave.

El sector minero chileno busca certidumbre en medio de la niebla política en el primer productor mundial de cobre, que está rehaciendo su constitución y el domingo se dirige a una votación polarizada liderada por candidatos outsiders de extrema izquierda y derecha.

A la sensación general de incertidumbre se suma el hecho de que el actual presidente, Sebastián Piñera y que no puede optar a un segundo mandato consecutivo por los límites de la ley chilena, acaba de sobrevivir a la destitución.

Hasta hace poco, parecía probable que Chile eligiera un nuevo presidente que compartiera los objetivos de los manifestantes. Gabriel Boric, un antiguo líder estudiantil de 35 años aliado con el Partido Comunista, fue el favorito durante meses.

Gabril Kast y José Antonio Boric son los favoritos para llegar a una segunda vuelta. Si ningún candidato obtiene la mayoría simple el domingo, los dos primeros competirán en una votación directa el 19 de diciembre. En las elecciones del domingo también están en juego una serie de cargos legislativos y regionales.

Boric y Kast se enfrentan este fin de semana en la elección más crucial y polarizada de la historia reciente de Chile.

Las posiciones de los candidatos

El candidato Gabriel Boric ha centrado su campaña en las promesas de un Chile igualitario, feminista y ecológico.

En cuanto a la minería, el candidato de 35 años se inclina por un papel más activo del Estado en el sector, así como por el aumento de los royalties.

El ultraconservador José Antonio Kast, abogado de 55 años, católico y padre de nueve hijos, ha hablado, en cambio, de una mayor inversión privada en el gigante estatal del cobre Codelco, así como de cambios en la ley de propiedad minera.

Elogiando el “legado económico” del ex dictador Pinochet, Kast, a menudo comparado con el presidente brasileño Jair Bolsonaro o el ex presidente estadounidense Donald Trump, ha prometido medidas para impulsar la inversión extranjera en el sector.

Ambos candidatos son partidarios de diversificar la industria minera del país hacia otros metales al margen del cobre y el molibdeno, mejorar la sostenibilidad y reducir las emisiones.

Proyecto de ley de regalías

Los resultados de las elecciones del domingo decidirán el destino de un controvertido proyecto de ley de reforma fiscal que puede poner en peligro una cuarta parte de la producción chilena de cobre.

Según el cambio propuesto, la tasa de los “royalty”(la cantidad que se lleva el gobierno) se basaría en la producción y no en los beneficios y podría aumentar hasta el 75% cuando los precios del cobre superen los 4 dólares por libra.

Alrededor de 14 de las grandes minas de cobre del país tienen costos de producción superiores a US$ 2,50 por libra. Con un canon, muchas podrían verse obligadas a cerrar cuando los precios vuelvan a bajar.

“Muchas operaciones de baja ley quedarán fuera del negocio, destruyendo puestos de trabajo”, dijo en mayo Manuel Viera, presidente de la Cámara Minera de Chile.

El impacto total del nuevo impuesto no se sentirá inmediatamente. Según el Consejo Minero de Chile, la mayoría de las minas de propiedad privada están cubiertas por acuerdos de invariabilidad fiscal firmados con el Estado chileno hasta 2023.

Diego Hernández, presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), que representa a las empresas del sector, cree que los resultados de las elecciones del domingo podrían conducir a un período de “sequía de inversiones”. Esto, ha dicho, retrasaría la disponibilidad de nuevo cobre y litio para satisfacer el esperado aumento de la demanda.

Chile produjo el año pasado un tercio del cobre mundial en forma de concentrados, ánodos y cátodos. El país es también el segundo productor de litio y alberga grandes reservas de zinc, molibdeno, oro, plata y plomo.

Se calcula que Chile necesitaría US$ 150.000 millones de inversión para alcanzar su objetivo de casi duplicar la producción de cobre en 2050. El gobierno ha proyectado inversiones mineras por valor de unos US$ 70.000 millones hasta el final de la década, la mayoría procedentes de empresas privadas.

El mundo requerirá más cobre

El cobre se considera un barómetro del crecimiento económico debido al papel central del metal en la construcción, el cableado y los productos electrónicos. También se considera un metal clave en la actual transición mundial hacia una economía verde.

BHP, la mayor minera del mundo, calcula que el mundo necesitará casi el doble de cobre en los próximos 30 años.

Esta visión coincide con la de la mayoría de los expertos, desde consultores como Wood Mackenzie, ING Economics y BloombergNEF, hasta los actores del sector, incluidos los principales mineros y los fabricantes de vehículos eléctricos, encabezados por Tesla y Volkswagen.

Tanto las empresas mineras como los inversores seguirán de cerca los próximos acontecimientos en Chile. Los resultados de las elecciones presidenciales y parlamentarias del domingo, el futuro del proyecto de ley de royalties, así como la reescritura de la Constitución, son críticos para el futuro de la inversión extranjera en la nación y la disponibilidad de metales críticos.