Erling Haaland marca en su regreso en victoria del Dortmund ante el Wolfsburgo

Erling Haaland. EFE/EPA/SASCHA STEINBACH.

 

El goleador noruego Erling Haaland regresó este sábado a las canchas y, tras entrar al campo en el minuto 72, marcó el tercer gol del Borussia Dortmund para la victoria a domicilio por 1-3 ante el Wolsburgo.

El triunfo del Dortmund le permite enfrentar el clásico de la semana próxima ante el Bayern disputándole a los bávaros el liderato.

Haaland sentenció en el minuto 81, tras un partido altamente disputado y con muchas llegadas de los dos equipos, al marcar dentro del área chica a centro de Julian Brandt desde la izquierda.

El arranque del partido fue vertiginoso. Los primeros tres minutos alcanzaron para una buena incursión al área del Dortmund por parte de Brandt, cuyo centro terminó en saque de esquina; para un remate de Marco Reus que obligó a una estirada al meta del Wolfsburgo Pavao Pervan y para que el Wolsburgo se fuera en ventaja por intermedio de Wout Weghorst.

El gol, en el minuto 2, se produjo en el primera avance del Wolfshurgo. Dodi Lukebakio se asoció por la derecha con Ridle Baku, que lanzó un centro para que Weghorst definiera con el pecho desde corta distancia.

Tras el gol del Wolfsbugo, el Dortmund tuvo la iniciativa ante un Wolfsburgo bastante replegado. Las ocasiones de gol claras no se daban y cuando el Wolfsburgo contragolpeaba por la banda derecha, con la dupla Lukabakio-Baku, causaba dolores de cabeza.

Sin embargo la permanente insistencia ofensiva del Dortmund trajo el empate en el 35 con un penalti convertido por Emre Can.

El penalti se había producido por una falta de Lacroix contra Marco Reus cuando éste, que había recibido un gran pase de Brandt, estaba en buena posición de remate.

Ya en la segunda parte, el Dortmund se fue en ventaja con un remate de Donyell Malen desde la media luna, a pase de Reus.

Antes, el 48, Nico Schulz había dado la alarma con un remate al poste.

Ya tras el empate el Wolfsburgo había adelantado sus líneas y tras el gol de Malen empezó a llevar la iniciativa en busca del empate.

El meta del Dormund, Gregor Kobel, tuvo bastante trabajo en la segunda parte. Lo más peligroso fue un remate de Lukabakio dentro del área que alcanzó a manotear.

El partido había cambiado y el Wolfsburgo era el equipo que atacaba y Dortmund el que esperaba y contragolpeaba.

En esa constelación el ingreso de Haaland, por Malen, tenía sentido. Ya su primer contacto de pelota fue un disparo a puerta.

Después, en el 81, llegó la sentencia cuando Brandt tuvo todo el tiempo del mundo para lanzar su centro al segundo poste y que el noruego sentenciara el partido.

Mientras tanto, en Fürth hubo una lluvia de goles. El Fúrth empezó ganando pero al final encajó una goleada por 3-6 ante el Hoffenheim.

El Bochum, por su parte, sorprendió al Friburgo y se impuso por 2-1, el Augburgo salvó un punto a domicilio ante el Hertha al marcar el 1-1 en el sexto minuto del descuento y el Colonia goleó por 4-1 al Borussia Mönchengladbach.EFE.