De dormir en un carro a ganar dos Óscar: La inspiradora historia de Hilary Swank

Foto archivo: AFP

 

Hilary Swank logró ablandar a Clint Eastwood tras ganar el Oscar en 2005 por su actuación en la genial Million Dollar Baby. Es recordada su frase al recibir la estatuilla: “Soy una chica de casas rodantes que solo tuvo un sueño”.

Por Clarín

Seis años antes y en el mismo lugar, el Dolby Theatre, la actriz que destaca en el film de Netflix Fatale también se refirió a su difícil pasado: “Parece que valió la pena vivir en nuestro auto”, dijo mientras sostenía el premio Oscar que le dieron por su protagónico en Boys Don’t Cry.

Swank nunca olvidó lo que tuvo que pasar para llegar al lugar de privilegio en el que se encuentra. Lo demuestra cada vez que puede. En una entrevista aseguró que todavía tiene esa mentalidad de resguardar la comida. Teme quedarse sin alimentos, por lo tanto en su bolso siempre hay raciones de algo.

“Mi esposo se burla de mí porque a veces abro una barra de proteínas, como unos bocaditos y la envuelvo de nuevo. Cuando la saco dos meses después él me dice: ‘¿Te vas a comer ésto? Estoy seguro de que ya ni siquiera está bueno’. Y yo le digo: ‘Sí, me lo voy a comer, y está ahí porque lo voy a necesitar uno de estos días’. No me gusta desperdiciar”, dijo alguna vez en una entrevista.

Hilary nació hace 46 años en Nebraska y se crió en Bellingham, Washington, comiendo alimentos baratos “del lado equivocado de las vías” en un barrio de casas rodantes.

Para leer más, ingresa aquí