¿Qué son los lentes de fototerapia con los que fue visto Mick Jagger en Miami?

Mick Jagger en el balcón de un hotel de Miami, con sus anteojos de luz. | Foto: Cortesía

 

El líder de los Rolling Stones, Mick Jagger, llamó la atención en los últimos días al ser visto en la ventana de un hotel de Miami con unos anteojos que no desentonarían en una película de ciencia ficción.

Por Infobae

Jagger, de 78 años, como cualquier estrella de rock ha sido visto infinidad de veces con gafas oscuras tras alguna larga noche de concierto para bloquear la luz intensa del día, pero esta vez apareció con esos raros anteojos que suelen ser usados especialmente en zonas donde los rayos del sol escasean, sobre todo en invierno, aunque este no es el caso, ya que se encontraba en Florida, EEUU, donde el sol es visto durante todo el año.

El cantante de los Rolling Stones fue fotografiado con su novia, Melanie Hamrick, en el balcón de un hotel en Miami luciendo un par de marcos plateados muy curiosos. Se trata de lentes de fototerapia diseñados para mejorar el estado de ánimo del usuario mediante el uso de luz artificial para aumentar los niveles de energía durante el invierno.

En el Reino Unido pueden costar hasta £300, según informa The Times, y están disponibles en grandes almacenes como Selfridges y minoristas en línea, incluido Amazon. En tanto, el sitio Re-Timer, de Australia, los ofrece a 289 dólares australianos, que equivale a unos 206 dólares estadounidenses.

Estos anteojos se utilizan para tratar el trastorno afectivo estacional (TAE), una afección que prevalece en los países nórdicos. El Royal College of Psychiatrists dice que el trastorno a menudo es causado por la falta de luz solar desde finales de otoño hasta principios de primavera.

El TAE es un trastorno similar a la depresión y genera falta de energía, renuencia a participar en actividades sociales y disminución del deseo sexual. Los afectados tienden a querer comer y dormir más de lo habitual.

La terapia de luz permite restablecer un ritmo circadiano óptimo y controla el reloj biológico. Es utilizado por personas cuyo sueño se ve alterado por el trabajo nocturno o los viajes.

Según cifras recientes, aproximadamente tres de cada cien personas en el Reino Unido sufren de depresión severa durante los meses de invierno. Aunque no está claro por qué existe una conexión entre las estaciones y los cambios de humor, existen varios tratamientos de terapia de luz disponibles para el TAE.

Según estudios del Royal College of Psychiatrists la terapia de luz tiene como objetivo aumentar la exposición a la luz durante las épocas del año en que es escasa. Uno de los tratamientos más comunes es una caja luminosa, o lámpara SAD, que se utiliza para imitar la luz exterior. No emiten rayos ultravioleta y, por tanto, son menos dañinos para la piel o los ojos que el sol. Además, se cree que los rayos de las cajas de luz pueden reducir la producción corporal de la hormona melatonina, que ayuda a controlar los patrones de sueño y se usa para tratar el insomnio.

Pero esas terapias, según la misma institución británica, produce algunos efectos secundarios como dolor de cabeza, náuseas y visión borrosa. “Afortunadamente, los efectos secundarios suelen ser leves”, puntualizó, y, “por lo general, es mejor no usar una caja de luz después de las 5 de la tarde porque puede que le resulte difícil conciliar el sueño” por la noche.

Pero existe una alternativa a esa forma de la terapia que es la que utiliza Jagger, que son los anteojos de fototerapia. El neurólogo Brandon Peters, dijo: “La idea es que cuando se usa sobre los ojos, como una visera, puede emitir la luz a una intensidad más baja que una caja de luz”.

Cuando un usuario usa los anteojos, la luz ingresa al ojo en la parte inferior de la retina y es captada por fotorreceptores y transmitida al cerebro.

Los anteojos utilizan luz blanca “enriquecida con azul”, que ayuda al cerebro a liberar varias sustancias químicas, como cortisol y dopamina. Estos pueden hacer que el usuario se sienta más enérgico y feliz.

De acuerdo con el especialista, “los beneficios incluyen el ajuste al desfase horario y algunas personas pueden usarlos para el SAD. Existe alguna evidencia de que pueden dar un impulso general al estado de ánimo y la energía. Los efectos secundarios son bastante mínimos. Si alguien tiene sensibilidad a la luz, puede sufrir migraña o dolor de cabeza. Si los usa en el momento equivocado, pueden cambiar su patrón de sueño o hacer que sea difícil conciliar el sueño “.

Por su parte, el doctor Peter Hampson, de la Asociación de Optometristas del Reino Unido, dijo que “la evidencia en torno a la luz azul es actualmente un panorama muy heterogéneo. Algunas personas defienden que la luz azul interrumpe el sueño y podría ser perjudicial para los ojos, mientras que otras defienden los beneficios de la luz azul. Al igual que con todas las áreas emergentes de la ciencia o el tratamiento, el consejo de la AOP es que es crucial que todas las decisiones se basen en pruebas y que las personas no se apresuren a tomar decisiones basadas en las acciones de las celebridades que podrían afectar su salud “.

Pero la fototerapia no solo se emplea en trastornos del estado de ánimo, sino también en el tratamiento de enfermedades de la piel como el vitiligo y la psoriasis. La fototerapia puede aplicarse en instalaciones específicas o bien mediante equipos para su uso desde casa, informó a Infobae la doctora Nélida Raimondo, del Servicio de Dermatología del Hospital Aeronáutico Central.

La técnica consiste en la exposición de la piel a longitudes de onda de rayos de luz ultravioleta bajo supervisión médica. Tanto la luz ultravioleta tipo A (UVA) como la tipo B (UVB), se encuentran en la luz natural del sol y ambos se emplean para tratar diferentes afecciones cutáneas y/o inflamatorias.

“El mecanismo de acción de la fototerapia consiste en inhibir el proceso inflamatorio, eliminando y desacelerando la reproducción de las células T”, explicó Raimondo. La dosis de emisión de luz ultravioleta será determinada en relación al fototipo cutáneo, la edad, antecedentes y patología del paciente.

Especialmente en Europa, estos tratamientos tienen como aliado a la luz LED, que en conjunto con la aplicación de mascarillas específicas permiten tratamientos faciales de vanguardia, gracias a la apertura de los microporos. Ello permite que principios activos penetren más eficazmente en el tejido de la piel.

En cuanto al TAE, según explican los médicos de la Clínica Mayo, en EEUU, la fototerapia es un tipo de depresión que se produce en un momento determinado del año, generalmente en otoño o invierno.

Durante la fototerapia, uno se sienta cerca de un dispositivo conocido como lámpara de fototerapia. Mientras se realiza cualquier actividad como leer, trabajar o mirar TV, la lámpara emite una luz brillante que imita a la luz natural exterior.

Se cree que la fototerapia afecta las sustancias químicas del cerebro vinculadas al estado de ánimo y al sueño, y en consecuencia alivia los síntomas del trastorno afectivo estacional. El uso de una lámpara de fototerapia también puede ayudar con otros tipos de depresión, trastornos del sueño, desfase horario y adaptación a un horario laboral nocturno.

El tratamiento de este tipo de trastorno sería la causa del uso de los anteojos por parte de Jagger, quien así trajo a muchos el recuerdo de la película que protagonizó en 1992, Freejack, una historia de ciencia ficción ambientada en un futuro distópico, que no obtuvo muy buenas críticas.