Los CDC de EEUU recomiendan dosis de refuerzo en adultos ante la nueva variante del Covid-19

CDC
La enfermera Katherine Pachota, derecha, se prepara para vacunar al veterano Rigoberto Montesinos, de 82 años, en febrero de 2021 en el barrio de La Pequeña Habana de Miami.Wilfredo Lee / AP

 

Los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) han insistido este lunes en su recomendación de la vacuna de refuerzo contra el COVID-19, ante la nueva variante del virus llamada ómicron, que genera preocupación en todo el mundo. Los expertos dicen que todos los adultos mayores de 18 años deben recibir la inyección de refuerzo a los seis meses de la segunda dosis de Pfizer o Moderna y a los dos meses de la dosis única de Johnson & Johnson.

Por Noticias Telemundo

La directora de los CDC, Rochelle Walensky, dijo que los datos que llegan del sur de África indican que hay un mayor contagio a partir de ómicron.

“Insto encarecidamente a los 47 millones de adultos que aún no están vacunados a que lo hagan lo antes posible y a que vacunen a los niños y adolescentes de sus familias también porque una inmunidad fuerte probablemente evitará enfermedades graves”, señaló en un comunicado, de acuerdo con CNN.

En la misma línea, el presidente, Joe Biden, indicó más temprano que la inmunización es la mejor forma de protegerse del coronavirus y hacerle frente a la nueva variante, denominada B.1.1.529, que fue detectada la semana pasada en Sudáfrica.

Los CDC recomendaron el mes pasado el refuerzo a las personas mayores de 50 años y aquellos de cualquier edad que viven en un instituto o centro de cuidado a largo plazo, e indicaron que cualquier adulto mayor de 18 años podía recibir la dosis si así lo deseaba. El cambio, ahora, es que dice que todos “deberían” recibirla.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que ómicron representa un riesgo global “muy alto”. A esto se suma que una decena de países ya detectaran casos en su territorio.

Se necesitarán algunas semanas de pruebas para saber con certeza si la variante ómicron es más contagiosa que delta y si evade la protección que ofrecen haberse infectado de COVID-19 o las vacunas. Los científicos también están investigando si causa una enfermedad más grave o evade los efectos de los tratamientos.

Sin embargo, expertos han señalado que limitar el contagio evita que el virus continúe mutando y se vuelva más fuerte, y que haya un repunte de casos que colapse el sistema sanitario.

“Para detener la propagación del COVID-19, debemos seguir las estrategias de prevención que sabemos que funcionan”, indicó la directora de los CDC. Esto incluye la vacunación, el uso de máscaras, mejorar la ventilación en interiores y mantener la distancia de los demás, especialmente si no están vacunados.

Tanto Estados Unidos como parte de Europa, Japón e Israel ya han anunciado restricciones aéreas con Sudáfrica y otros siete países de la zona con el fin de frenar la diseminación de esta variante, que tiene unas 30 mutaciones.

Sin embargo, Biden descartó nuevas restricciones o periodos de cuarentena en el país. “Si la gente se vacuna y usa mascarillas, no hace falta cierres”, indicó durante una comparecencia desde la Casa Blanca.