Afectados por la tragedia en Mérida continúan viviendo entre penurias

Una mujer lava platos rescatados junto con algunas de sus pertenencias entre los escombros de casas destruidas por un deslizamiento de tierra en la comunidad de El Corozo, una de las más afectadas en el municipio de Tovar en el estado de Mérida, Venezuela el 25 de agosto de 2021. – El número de muertos por las fuertes lluvias que provocaron deslizamientos de tierra e inundaciones en el oeste de Venezuela aumentó a 20, dijeron las autoridades locales el miércoles, con otras 17 personas desaparecidas. (Foto de Miguel Zambrano / AFP)

 

El 23 de noviembre se cumplieron tres meses de la tragedia ocurrida en el Valle del Mocotíes, Mérida, la cual dejó un saldo de al menos 20 personas fallecidas, viviendas anegadas con pérdidas de enseres, vehículos tapiados y arrastrados por las inundaciones causadas por el desborde del rio Mocotíes, además de la obstrucción de varias vías.

Por Rossana Mosquera | Radio Fe y Alegría Noticias

Los lugareños reportaron para ese entonces que la población de Tovar permaneció sin servicio eléctrico por más de una semana producto de la inundación ocurrida en la subestación eléctrica de esa zona, la cual quedó tapiada en un 70% por los escombros, barro y piedras.

Además, el Valle del Mocotíes quedó sin agua potable por tubería, conexión telefónica y de internet, entre otros servicios interrumpidos producto de la vaguada.

Transcurrido este tiempo aún quedan secuelas tanto mentales como materiales de aquel desastre natural que quedó marcado como “una tragedia” para los lugareños, hoy en día las calles se encuentran despejadas y las casas afectadas tal cual las dejó la vaguada.

Estudiantes se fueron de Tovar y otros están en “condiciones extremas”

Por su parte, Norma Contreras, directora del colegio Hermana Felisa Elustondo explicó para Radio Fe y Alegría Noticias que en el plantel estudian cinco niños que perdieron totalmente sus casas.

Contreras manifestó que de los 5 niños que tuvieron pérdidas totales de sus viviendas sólo quedaron 3 de ellos estudiando en el colegio de Fe y Alegría, dos de los afectados se fueron hacia otros estados, debido a que la vaguada los golpeó dejándolos en la calle así como también otros que no eran oriundos de esta población perteneciente al Valle del Mocotíes.

Leer más en: Radio Fe y Alegría Noticias