Chavistas violentos intentaron aterrorizar a los zulianos… pero el tiro “les salió por la culata”

Colectivos chavistas aterrorizaron a los zulianos… pero el tiro “les salió por la culata”

 

 

En el Zulia desde tempranas horas del domingo 21 de noviembre, los ciudadanos se apostaron a las afueras de los centros electorales para ejercer su derecho al sufragio. La jornada estuvo marcada por la violencia, abuso de poder, recursos del Estado a servicio del partido de régimen y violación de derechos humanos. El evento electoral cerró con dos fallecidos, 7 heridos y decenas de personas golpeadas.

Corresponsalía La Patilla

Desde las 5:30 de la mañana de ese día, se conoció de hechos de violencia en la región zuliana protagonizados por simpatizantes y miembros del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que a costa de lo que sea querían preservar el poder en la gobernación y alcaldías.

Un informante de la policía de San Francisco que no quiso revelar su identidad, dijo para La Patilla que el grupo armado que azotó a los electores en el municipio San Francisco, lo integraban alrededor de 25 hombres que actuaron en seis vehículos. “Recibieron órdenes del exgobernador del Zulia, Omar Prieto, el alcalde de San Francisco, Dirwings Arrieta, y el director general de la alcaldía, Jairo González. A cada miembro del grupo le cancelaron 300 dólares para sabotear el proceso”.

El equipo de La Patilla conversó con la dirigente de la Unidad en la parroquia el Bajo del Municipio San Francisco, Yasnery Martínez, la mujer que fue sometida por varios hombres, quienes sin mediar palabra llegaron a la U.E Chávez en el “Bajo”, la metieron dentro de una camioneta y la golpearon entre seis individuos. Luego de la paliza, la dejaron tirada a varios metros del centro de votación.

La ciudadana hizo un llamado a las autoridades para hacer justicia y que no quede impune los hechos de violencia contra su persona y otros ciudadanos que fueron agredidos por el grupo delictivo que azotó y amedrentó a los zulianos durante el evento electoral. Díaz informó que su cédula fue robada para que no ejerciera su derecho al voto.

Irregularidades en los comicios

Una vez iniciado el proceso de votación en el municipio San Francisco, algunas personas denunciaron irregularidades y abuso en algunas escuelas de la parroquia José Domingo Rus, específicamente en la escuela Juan Rodríguez Suárez. Los trabajadores de Banzulia, programa que en la región obsequia medicamentos a los enfermos de hipertensión arterial y diabetes, pretendían ingresar y asistir el voto de “supuestos beneficiarios”.

Los electores en cola, se quejaron de la situación, reclamaron. Así se caldearon los ánimos y el desenlace fue un altercado a golpes en las afueras del centro de votación.

En los colegios Siso Martínez, Madre Laura, Jesús Calcaño y otros del Municipio San Francisco, los electores denunciaron dos ilícitos: el cierre de máquinas en el centro de votación, lo que explica las largas colas y el retardo para ejercer el derecho al voto de las personas; y la otra irregularidad fue que los testigos del Psuv querían asistir el voto a los adultos mayores, situación que fue denunciada a los efectivos del Plan República que hicieron caso omiso.

En el colegio Eduardo Emiro Ferrer, Jesús Calcaño y Madre Laura, en varias ocasiones recibieron la visita del grupo armado que hacían disparos al aire y les gritaban a los electores que se retiraran a sus hogares, que no votaran.

El amedrentamiento se intensificó cuando por encuestas a boca de urna, se supo la ventaja del candidato a la gobernación de la Unidad, Manuel Rosales, y de su llave en la jurisdicción Gustavo Fernández. Con la violencia querían forzar a que Dirwings Arrieta continuará como alcalde de San Francisco, pues ante la derrota inminente de Omar Prieto, solo podían lograrlo si los electores no votaban.

Sandra Cuenca, residente en la urbanización San Francisco, comentó que hizo tres veces la cola a las afueras del Jesús Calcaño y no pudo ejercer su voto. Allí durante toda la jornada de seis mesas, solo una funcionó.

“Aquí pararon el proceso, porque era evidente que la gente estaba votando por Manuel. Yo vine temprano a votar, porque se rumoraba que los chavistas sabotearían el proceso. A las 5:00 de la mañana empezaron los tiros aquí, porque no querían dejar pasar a los testigos de la Unidad, pero se alzaron y entraron. Hice cola desde las 9:30 hasta las 12:00 del mediodía y nada, porque la mesa 2 no abrió en la tarde. Hice cola en dos ocasiones y nada. Se cerró el proceso y más de 200 personas quedamos afuera queriendo votar”, aseguró.

Jornada sangrienta

Desde la mañana en el Colegio Eduardo Emiro Ferrer se reportaron varios incidentes. El grupo armado se desplazaba en seis vehículos por todo el municipio. Fue visto en varias oportunidades en el centro de votación por un gran número de personas que querían votar.

Según contó un elector en cola que no quiso revelar su identidad por temor a represalias, los sujetos con armas largas se bajaron para aterrorizar a la gente que estaba en la cola. “Gritábamos que se fueran, que nos dejarán votar, y ellos decían ‘todos para sus casas’. Al ver la valentía y resistencia de los votantes, empezaron hacer disparos al aire. Cómo seguíamos en cola, empezaron a apuntar y golpear a la gente; unos se fueron, otros se quedaron”.

Uno de los que permaneció en la cola fue Antonio Tovar. Discutió y desafió a sus verdugos. Con gallardía, los enfrentó y le dispararon. Al ver al hombre caído, se montaron en las camionetas y se marcharon de las inmediaciones del colegio. Antonio falleció ese domingo 21 de noviembre. Sonia Urdaneta y Harold Montero fueron heridos y trasladados al Hospital Noriega Trigo

Antonio Tovar era ingeniero y tenía 32 años. Dejó dos hijos huérfanos, una familia llena de ilusiones y sueños, convertida en otra víctima de la violencia del régimen chavista.

La noticia corrió como pólvora: un muerto enlutó el proceso electoral en la región. Los cuerpos de seguridad iniciaron la búsqueda de los involucrados en el asesinato: el jefe de escolta del alcalde de San Francisco, el director de la misma alcaldía, trabajadores de la alcaldía, funcionarios de Polisur. En horas de la madrugada del lunes 22 de noviembre, el jefe de escolta, Nerio Luis Labarca, apodado el “Cuchillo” fue aprehendido por el Cicpc. Otros de los involucrados y solicitados por las autoridades son: Jairo Rómulo González, Luis Cano Villalobos, Javier Leonardo Villasmil, Otoniel Troconis, Ramón Muñoz Parra, Randy Carreño, Eduardo González. También están solicitados otros tres ciudadanos: Keviche, Marlon y Jean Paul.

Más agresión oficial

Este mismo grupo de azote en horas del mediodía del domingo 21 de noviembre llegó al comando del candidato de la Unidad, Gustavo Fernández. En este incidente resultaron heridos y golpeados el diputado disidente Eduardo Labrador y su hijo Eduardo Luis Labrador.

El diputado reelecto por la Unidad relató lo sucedido. Los sujetos llegaron al comando de campaña: tres encapuchados, los demás afuera. Uno de ellos dijo “todos contra la pared, me entregan los celulares y computadora y que nadie grabe, ni saque los celulares, si la quieren contar”.

Dentro del comando habían alrededor de 70 personas. Las mujeres corrieron al baño, otras se escondieron debajo de las mesas y los hombres les pedían que respetaran y abandonaran el lugar.

Labrador les pidió que se marcharan, que respetaran y así empezó el forcejeo, los golpes, y los sujetos amenazaron con armas cortas y largas. El diputado y su hijo fueron golpeados por unos ocho hombres. Uno de ellos lo amenazó de muerte con un arma en mano.

“Responsabilizo de este y todos los hechos delictivos ocurridos en el municipio al exgobernador del Zulia, Omar Prieto, el exalcalde de San Francisco, Dirwings Arrieta, y a Jairo González. No es posible que no acepten lo resultados electorales. El pueblo se expresó, no quieren seguir viviendo en la desidia y la constante violación de los derechos humanos. Hoy arremeten contra los ciudadanos de manera descarada sin importar la integridad de los zulianos. Pedimos a los organismos de seguridad se haga justicia y paguen los culpables”, señaló en ese momento el diputado Labrador.

Se conoció que seis de los sujetos involucrados en los hechos de violencia, están detenidos en la sede del CICPC de Maracaibo

Voto bajo amenaza

En el Municipio Jesús Enrique Lossada se conoció que dentro de los centros electorales en la parroquia San José, en el paraban electoral, estaba un hombre vigilando. Cuando los electores activaban las máquinas, eran apuntados en el abdomen con un arma, y el hombre los obligaba a que marcaran los ojos de Chávez.

La Jefa de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (UE) y Eurodiputada de Portugal, Isabel Santos, rechazó la evidencia de puntos rojos en las cercanías de los centros electorales y lamentó la muerte de un elector, por defender su derecho al sufragio.

“Lamentamos el asesinato de un votante que estaba haciendo cola en la puerta de su centro de votación en el estado Zulia, un atentado en el que resultaron heridas otras personas. Además, hemos recibido noticias de otras agresiones a un observador electoral y a dos defensores de los derechos humanos en el estado de Lara. Datos como estos no tienen cabida en un proceso electoral. Les enviamos a los familiares de las víctimas nuestras más sinceras condolencias”.

Dayanna Palmar, coordinadora de proyectos de Codhez, pidió a los organismos de seguridad avanzar en la investigación de los hechos violentos y vandálicos que dejaron un muerto en la jornada electoral. “No puede quedar impune la muerte de Antonio Tovar, en el marco de la jornada electoral. En todos los comicios se deben garantizar las condiciones para ejercer el voto y se debe respetar la voluntad popular”.

Virgilio Ferrer, diputado de la legítima Asamblea Nacional por el Zulia, repudió los hechos violentos que apagaron la vida de un joven. Pidió celebridad en las investigaciones y castigar con todo el peso de la ley a los culpables.

“Lo ocurrido en San Francisco es un hecho antidemocrático que se discutirá en el hemiciclo. Lo sucedido dejó en evidencia de la sed de poder del régimen. Se perdió una vida y eso es inaceptable. Nosotros no practicamos ni comulgamos con la delincuencia. Solo luchamos junto al pueblo por elecciones libres, por la paz y sin ventajismo”, destacó.

Bajo asedio

En Maracaibo, en la parroquia Chiquinquirá, también se reportaron incidentes con un grupo de 20 motorizados que llegaban a los colegios para disolver las colas. Los ciudadanos al ver las armas de fuego, corrían y desaparecían. El plan estaba claro: que los votantes no sufragaran.

Pasada las 10:00 de la mañana, fue frecuente ver grupos de motorizados recorriendo los centros de votación, intimidando y provocando a los electores.

El gobernador electo del Zulia, Manuel Rosales, agradeció a la ciudadanía por el civismo y valentía que reinó en el estado para ejercer su derecho al voto, ante la ola de violencia desatada por afectos al régimen de Maduro, que no respetaron a los electores y asesinaron a un joven.

“No permitimos que las trampas irrumpieran y robaran las elecciones. Es tiempo de honrar la memoria de Antonio Tovar, quien fue vilmente asesinado por el régimen. Solidario con su familia y con todas las personas que fueron maltratadas. Vamos a revisar eso con los partidos y autoridades”, señaló.

Llegada las 11:00 de la noche en el municipio La Cañada de Urdaneta, un hombre a bordo de una camioneta y bajo los efectos del licor, arrolló a un grupo de personas que se encontraban cerca de un centro de votación. En este trágico hecho perdió la vida una niña y cinco personas resultaron heridas.

Vecinos del sector trataron de hacer justicia por sus manos e incendiaron el vehículo. Minutos más tarde, el CNE daba los resultados de la jornada y Rosales se dirigió en cadena de radio y TV regional a los ciudadanos, pidiendo paz, armonía y reconciliación.