Piden al Ministerio Público celeridad en el asesinato de Antonio Tovar en Zulia (FOTOS)

Once días han transcurrido del asesinato de Antonio Tovar en manos de gatilleros en el municipio San Francisco, durante la celebración de las elecciones regionales. Al parecer, no hay avances en las investigaciones que den con el paradero de todos los implicados en este homicidio.

Por Corresponsalía La Patilla

El abogado Juan Montiel en compañía de familiares, sociedad civil y diputados del Consejo Legislativo del Estado Zulia (CLEZ) acudieron al Ministerio Público para exigir celeridad en las investigaciones y dar con los implicados en este “asesinato político” quienes están plenamente identificados por testigos del hecho. A juicio del jurista, solo hace falta voluntad, operativos de inteligencia para dar con el paradero de los implicados .

“No puede haber impunidad. Este grupo de asesinos hostigó todo el día a los electores en varios centros, rompieron cédulas, celulares y dispararon sin clemencia “.

Este grupo de personas acudió al MP acompañados de integrantes de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Abogados del Zulia, para seguir exigiendo se haga justicia en el caso. Esperan que no quede impune esté deceso por estar involucrados afectos al régimen.

Los abogados asesoran a los familiares en los pasos que deben dar para llevar adelante las denuncias y lograr que se haga justicia para el asesinado y heridos.

Recordemos que en el hecho fue asesinado Antonio Tovar y resultaron heridos Sonia Urdaneta, Harold Montero y otras decenas de zulianos más que tiene temor en denunciar.

De acuerdo a las investigaciones, entre los gatilleros están escoltas del exalcalde Dirwings Arrieta, solo hay uno hasta ahora capturado (alias ” Cuchillo”). Los otros siguen prófugos de la justicia: un diputado de la AN, Jairo González y otros funcionarios pertenecientes a la Policía Municipal de San Francisco, unos de carrera y otros nombrados a dedo .

Los presentes en el MP aseguraron que los implicados son todos funcionarios e integrantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y recibían órdenes de amedrentar y fustigar a electores de Omar Prieto.

“La justicia no puede permitir que por ser del partido de gobierno personas armadas intenten impedir que la gente votara, como sucedió”.