Rusia desplegó misiles costeros Bastión en las islas Kuriles, territorio reclamado por Japón

El sistema de misil Bastion durante unos ejercicios en Crimea en septiembre de 2021. (Ministerio de Defensa Ruso/Reuters(

 

 

Rusia ha desplegado sistema de misiles costeros Bastión en las islas Kuriles, archipiélago bajo control ruso desde el fin de la Segunda Guerra Mundial pero que es reclamado por Japón, informó hoy el Ministerio de Defensa.

“Los sistemas Bastión fueron puestos en servicio en la isla Matua (del archipiélago de las Kuriles)”, señaló el departamento castrense en su canal de televisión Zvezda.

Los sistemas de defensa costera Bastión están armados con proyectiles supersónicos Onix, capaces de alcanzar objetivos a 500 kilómetros.

En agosto, Rusia anunció planes de ampliar su infraestructura militar en las, donde en los últimos años, según Defensa, fueron levantadas decenas de “distintas construcciones”, incluidas “siete residencias para los militares”.

Vista desde el cabo Nosappu, el punto más al este de Japón, del islote de Moemoshiri, el más occidental de las islas Kuriles, situado en el umbral del Pacífico Norte, separados por apenas 5.800 metros y administrado desde 1945 por la Unión Soviética y -tras su disolución- por Rusia. EFE/Andrés Sánchez Braun/Archivo

 

Recientemente, los militares rusos informaron de la creación de un aeródromo en Matua para recibir pequeñas aeronaves de carga.

En septiembre más de quinientos militares de la Fuerza Armada de Rusia realizaron ejercicios con tanques y artillería en las islas, mientras el Gobierno de Japón elevó una protesta contra Rusia por llevar a cabo prácticas de tiro en aguas de Iturup, isla ubicada en el archipiélago.

El pasado enero los Bastión fueron instalados en la península ucraniana de Crimea en el marco de unos ejercicios.

Moscú y Tokio llevan mas de siete décadas sin firmar el tratado de paz tras el conflicto armado que les enfrentó durante la Segunda Guerra Mundial debido al contencioso territorial por cuatro islas Kuriles, arrebatadas a Japón por la Unión Soviética.

Tokio reclama las islas Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai y confía en recuperar al menos la soberanía de dos de ellas, opción definida en la Declaración Unión Soviética-Japón de 1956, según el Gobierno nipón.

Moscú, por su parte, alega que dicho texto contempla primero la firma del tratado de paz antes de abordar la devolución de dos de las islas más pequeñas del archipiélago, Shikotan y Habomai.

Con información de EFE | Infobae