Venezolanos obligados a preparar el pan de jamón en casa por los altos precios y el poco poder adquisitivo

Foto: Kelvin Izquierdo

 

A pocos días de la llegada de la Navidad, las panaderías exhiben en sus mostradores el tradicional pan de jamón, cuyo precio varía dependiendo de su tamaño y preparación.

Por Banca y Negocios

Durante un recorrido por varias panaderías de la parroquia La Candelaria realizado por Banca y Negocios, Oswaldo Carmona, encargado de uno de estos establecimientos, manifestó que “el pan de jamón este año está a 10 dólares”, además agregó que todos los días sacan hasta 80 panes de jamón para la venta y también los hacen por encargo.

En otra panadería, donde venden distintos tipos de pan de jamón, Nailet Centeno, encargada, señaló que el pan de jamón tradicional tiene un precio de 10 dólares, el de queso crema cuesta 15 dólares y el de hojaldre es el más costo a 18 dólares.

“Diariamente vendemos de 10 a 15 panes de jamón”, agregó Centeno.

Sobre las ventas, los encargados de estos establecimientos, coincidieron en que las ventas de pan de jamón se han incrementado en comparación al año pasado, y esperan que, a partir del 15 de diciembre, sigan aumentando.

Sin embargo, de acuerdo con estos precios, el pan de jamón es una suerte de lujo navideño, ya que una unidad cuesta entre 7 y 10 salarios mínimos nominales y, de acuerdo con la escala salarial del sector industrial, un obrero debe invertir 8 % mínimo de su ingreso mensual para adquirir este tradicional producto; es decir, requiere 2,4 días de trabajo para comprar un pan de jamón.

Según Conindustria, el salario promedio de un obrero u operador es de 124,95 dólares mensuales; es decir 4,17 dólares diarios, y el precio mínimo de un pan de jamón es de 10 dólares.

-Pan de jamón hecho en casa-

Los ciudadanos manifestaron que los altos precios del pan de jamón aunados al poco poder adquisitivo, los obliga a realizar “una vaca” entre toda la familia para realizar el pan de jamón en casa, ya que aseguran que así sale más económico.

Para leer la nota completa, aquí