La vacunación obligatoria, la bandera del sucesor de Angela Merkel

El designado Canciller Olaf Scholz, designa a su nuevo gabinete. Un verdadero ejercicio de equilibrio para la formación de tres partidos que llega para suceder a Angela Merkel.

 

 

 

Luego de la aprobación de los congresos partidistas de los socialdemócratas (SPD) y los liberales (FDP) para la coalición que permitirá una nueva mayoría para formar gobierno, ahora se espera que la ratificación llegue este lunes de los votos del partido Verde. A pesar de que falte esta nueva autorización, que se espera sin grandes sorpresas, el contrato para postular al socialdemócrata Olaf Scholz como Canciller sucesor de Angela Merkel llegará el próximo 8 de diciembre al Bundestag. Así lo reseñó Infobae.

Mientras se van descubriendo los últimos detalles, esta mañana se conoció uno de los nombramientos más esperados. El experto en salud del SPD Karl Lauterbach es el nuevo Ministro Federal de Salud, sucediendo a Jens Spahn (CDU).

El pronto canciller Scholz finalmente descubrió el lunes en la sede del SPD, al responsable, que entre otras acciones, deberá tomar las riendas de crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus en Alemania, situación que ha visto disparados los casos en las últimas semanas y enfrente al país a horas de endurecimiento en sus restricciones.

Scholz explicó que la pandemia de coronavirus está lejos de terminar: “Y por eso, no hay otra forma de decirlo, la mayoría de los ciudadanos de este país ciertamente han deseado que el próximo ministro de Salud sea un especialista, que pueda hacerlo”. Por eso nombró y justificó, al especialista Karl Lauterbach.

Uno de los nombres más esperados, es experto en salud y epidemiólogo, profesional que ya se había pronunciado a favor de la vacunación obligatoria. Al mismo tiempo, se mostró optimista de que la pandemia de la corona podría superarse, aunque adelantó que tomará más tiempo de lo pensado. “Gestionaremos. La vacunación jugará el papel central, pero no solo (…) Ganaremos la batalla con la pandemia “, dijo a poco de ser confirmado.

Lauterbach anunció que también fortalecería el sistema de salud y lo haría más robusto. “Con nosotros no habrá recortes en los beneficios de atención médica”. Estarán mejor equipados para más pandemias.

Olaf Scholz designa al médico y epidemiólogo Karl Lauterbach como ministro de Salud federal. Ya se había mostrado a favor de la vacunación obligatoria.

 

Pero el encuentro en la sede de los socialdemócratas en Berlín fue oportunidad para otras ratificaciones. La ministra de Defensa, Christine Lambrecht, la ministra del Interior, la presidenta estatal del SPD de Hesse, Nancy Faeser. Hubertus Heil seguirá al frente del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Klara Geywitz se hace cargo del ministerio de construcción. La anterior ministra federal de Medio Ambiente, Svenja Schulze, se trasladará al Ministerio de Ayuda al Desarrollo.

Scholz había prometido completar su gabinete de manera equilibrada: debería incluir al menos tantas mujeres como hombres. Si se cuenta al Canciller, cinco de los siete puestos ministeriales federales del SPD habrían tenido que ser ocupados por mujeres, los secretarios de estado no pertenecen al gobierno federal .

Scholz no logró esta promesa. Sin embargo, enfatizó el lunes que habría tantas ministros como ministras, si no se lo cuenta a sí mismo para la paridad.

Si bien los nuevos nombramientos son importantes para conocer la nueva hoja de ruta de Alemania. La ecuación económica fue la pieza difícil por revelar. El socialismo de Scholz y los ambientalistas de Annalena Bareback coinciden en la búsqueda de un alivio para los ingresos pequeños y medianos, y ambas partes están a favor de ligeros aumentos en la tasa impositiva máxima.

Del otro lado, los liberales rechazan los aumentos de impuestos y solo quieren que la tasa impositiva máxima se aplique a partir de una cantidad de ingresos aún mas alta. Otro punto de discordia, es que el SPD y los Verdes están a favor de un impuesto sobre el patrimonio, cosa que los liberales rechazan.

Por eso el nombramiento, ya adelantado del liberal, Christian Lindner, como ministro de Finanza fue una de las definiciones que mas expectativa creaba. El jefe del partido liberal (FDP), llega desde una formación que atrae a los independientes y las profesiones liberales, con una defensa de la disciplina presupuestaria, tanto para Alemania como para Europa. En su momento, Lindner se mostró en contra de aumentar las propuestas para ampliar el mecanismo de deuda común de los Veintisiete, inyección histórica de fondo acordada para paliar los efectos de la pandemia.

Una de las nominaciones sorpresas fue la de la ministra de defensa. “La seguridad en este gobierno estará en manos de mujeres fuertes”, dijo Scholz. Por eso propone a Christine Lambrecht como responsable de esta cartera. “Las mujeres y los hombres de la Bundeswehr también merecen tener a alguien al frente del ministerio que los defienda, que tenga un corazón para ellos y que estén bien equipados, pero que también pueda hacerlo”.

Otra novedad fue la designación de Nancy Faeser de la asociación estatal de Hesse, para convertirse en la primera ministra federal del Interior de Alemania. Para Scholz: “Desde mi punto de vista, es hora de que asignemos una tarea tan difícil, que está ligada a la seguridad de nuestro país, a una mujer experimentada y muy familiarizada con el tema”.

Nancy Faeser, la designada ministro del Interior, en sus primeras declaraciones, sostuvo que el extremismo de derecha es actualmente la mayor amenaza para el orden básico de la democracia libre.

 

Faeser es el grupo parlamentario y presidente estatal del SPD de Hesse. Durante doce años, Faeser fue portavoz de política interna del grupo parlamentario SPD, dijo Scholz. Faeser dijo que estaba “complacida con este honor”. Entre las primeras declaraciones, Faeser sostuvo que el extremismo de derecha es actualmente la mayor amenaza para el orden básico de la democracia libre.

Luego de la fragmentación politica, inédita en Alemania, mantener el trío – socialdemócratas, liberales y ambientalistas – unido requerirá un delicado acto de equilibrio teniendo en cuenta las inclinaciones favorables a las empresas del FDP, los instintos sociales del SPD y las demandas de sostenibilidad de los Verdes.

Además de la agenda de neutralidad de carbono, la otra confirmación, la entrante ministra de Relaciones Exteriores, Annalena Baerbock, de los Verdes, es una muestra de esa búsqueda de equilibrio.

Con su nombramiento, Baerbock, quien intentó ser Canciller, llega con la promesa de poner los derechos humanos en el centro de la diplomacia alemana.

En una entrevista reciente, señaló una postura más asertiva hacia regímenes autoritarios como China y Rusia después del pragmatismo impulsado por el comercio de los 16 años de Merkel en el poder.

Los críticos han señalado a Merkel de poner a la economía dependiente de las exportaciones del país en primer lugar ante los tratados internacionales.

Si los Verdes también están de acuerdo, el martes se firmará el acuerdo de coalición de 177 páginas titulado “Atrévete a hacer más progresos”. El miércoles, Olaf Scholz será elegido canciller en el Bundestag y su gabinete prestaría juramento el mismo dia.

De esta manera terminará la Cancillería de Angela Merkel luego de 16 años en la cumbre del poder alemán. Una mujer que se va con niveles de popularidad pocas veces vistos en ese país.