Médicos venezolanos rechazan el uso de vacunas cubanas sin aval en niños

Personal médico en un hospital público, en Caracas (Venezuela), en una fotografía de archivo. EFE/Miguel Gutiérrez

 

La Academia Nacional de Medicina (ANM) de Venezuela rechazó este lunes el uso de los prototipos vacunales cubanos Soberana 02 y Abdala en niños entre los 2 y 11 años de edad, y recordó al Ministerio de Salud que estos medicamentos aún no han sido reconocidos por instituciones regulatorias internacionales.

“La ANM se dirige una vez más al Ministerio de Salud y a la comunidad en general, en la oportunidad de expresar nuestra preocupación ante la administración de los prototipos vacunales (Soberana 2 y Abdala) a los niños en edades comprendidas entre 2 y 11 años de edad, lo cual sería violatorio a los derechos a la salud”, dijo la entidad en un boletín difundido en su página web.

El pasado 8 de noviembre, Venezuela comenzó la inmunización contra la covid-19 en menores de 2 y 11 años, con la cubana Soberana 02, fármaco que fue aprobado para el uso de emergencia por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed) de Cuba.

La ANM recordó que “los países son autónomos de definir y decidir su estrategia de vacunación”, pero que deben tomar como base las recomendaciones de autoridades regulatorias que se basan “en evidencia científica”.

En este sentido, reiteró que Abdala y Soberana 02 “carecen todavía del suficiente respaldo técnico y científico”, por lo que no avalan su uso en la población venezolana.

“No se deben administrar candidatos a vacunas de los que no se tenga información publicada en revistas científicas independientes y reconocidas o por instituciones regulatorias internacionales, sin el consentimiento expreso de padres y representantes”, añadió.

Los médicos de la ANM recordaron la importancia de la vacunación de niños y adolescentes con “vacunas seguras y efectivas”, ahora que reinician las clases presenciales, y exhortaron a los padres venezolanos a mantenerse “atentos” sobre el tipo de fármacos que se aplican a sus hijos. EFE