Descubren los factores sanguíneos relacionados con el Covid grave

Científicos de la Escuela de Medicina de Hull York han identificado «marcadores» en la sangre de pacientes con Covid-19 grave, facilitando el camino para encontrar pruebas de diagnóstico sencillas que ayuden a los médicos a identificar quién puede enfermar gravemente.

Por abc.es

En un estudio dirigido por investigadores de la Escuela de Medicina de Hull York y el Departamento de Matemáticas de la Universidad de York, los científicos analizaron muestras de sangre de pacientes con Covid-19 hospitalizados. Detectaron marcadores en sangre asociados a los pacientes que necesitaban tratamiento en cuidados intensivos.

Los hallazgos pueden llevar a nuevas formas de clasificar y evaluar el riesgo de los pacientes con Covid-19, aliviando la presión de los hospitales durante los picos de infección.

Información vital

Desde el comienzo de la pandemia, los investigadores han estado trabajando para comprender cómo y por qué el Covid-19 afecta a las personas de manera diferente. Incluso los pacientes hospitalizados con la enfermedad tienen diversas necesidades de tratamiento, y algunos casos más leves simplemente requieren oxígeno adicional, mientras que otros necesitan ventilación invasiva en cuidados intensivos.

El autor principal del estudio, Dimitris Lagos de la Universidad de York, afirma que «nuestro estudio identificó marcadores en la sangre que se correlacionan de manera concreta con resultados graves y fatales para los pacientes hospitalizados con Covid-19».

Estos hallazgos, escribe, «respaldan la observación de que el Covid-19 es una enfermedad que se desarrolla en etapas y tiene el potencial de proporcionar a los médicos información vital, lo que les permite adaptar los tratamientos según la gravedad de la enfermedad e identificar a los pacientes de alto riesgo de manera temprana».

«Es importante destacar que nuestros hallazgos podrían proporcionar la base para nuevas pruebas que son factibles en cualquier hospital, ya que las muestras que usamos eran de análisis de sangre de rutina ya realizados como parte de la atención estándar para los pacientes con Covid-19».

Respuesta inmune

La investigación, publicada en la revista «iScience», analizó muestras de sangre de más de 160 pacientes ingresados en el hospital durante la primera y la segunda ola de la pandemia.

Los investigadores midieron los niveles de citocinas y quimiocinas, las proteínas en la sangre que impulsan la abrumadora respuesta inmune observada en pacientes con Covid-19, así como también pequeños ARN, llamados microARN, que reflejan el estado de los tejidos enfermos y ya se sabe que son buenos indicadores de gravedad y estadio en varias otras enfermedades.

Identificaron un conjunto de citocinas, quimiocinas y microARN vinculados a resultados fatales de Covid-19.

La co-investigadora del estudio, Nathalie Signoret de la Escuela de Medicina Hull York de la Universidad de York, señala que «al comienzo de la pandemia, los investigadores observaron altos niveles de citoquinas inflamatorias (moléculas que ajustan o alteran la respuesta del sistema inmunológico) en el Covid-19 pacientes con malos resultados.

Sin embargo, esta llamada «tormenta de citoquinas» también se generó en pacientes hospitalizados con una versión más leve de la enfermedad. Nos propusimos concretar nuestro conocimiento de qué factores en la sangre se correlacionan con la enfermedad grave con más profundidad y exactitud.

«Nuestros hallazgos proporcionan una base científica para el desarrollo de análisis de sangre que podrían proporcionar a los médicos información vital sobre qué tratamientos serán más efectivos para un paciente», señalan.

El hecho de que este análisis pueda llevarse a cabo como parte de un análisis de sangre clínico de rutina ya establecido, escriben, « podría proporcionar a todos los hospitales mejores herramientas para clasificar a los pacientes e identificar a los primeros individuos que tienen más probabilidades de sufrir peores resultados».

Este ensayo va un paso más allá en la identificación de características muy específicas en muestras de sangre usadas que de otro modo se habrían descartado. «Esto significa que podríamos dirigir esos tratamientos novedosos de manera más eficaz a los pacientes con mayor riesgo».