Hospitales de Anzoátegui cerraron el año entre basura, gusanos, sin insumos y pa’ colmo… llegó ómicron

Los hospitales de Anzoátegui cierran el año entre basura, gusanos, sin insumos y pa’ colmo… con ómicron

 

 

 

 

Ante el registro de los primeros casos de la variante ómicron en Venezuela, el abogado José Santoyo expresó su preocupación por las deplorables condiciones de los hospitales de la zona norte del estado Anzoátegui.

“Además de que no hay cómo atender a los pacientes porque no hay insumos, también la insalubridad llegó a niveles insoportables. Me informan pacientes y empleados del Hospital Luis Razetti de Barcelona que la acumulación de desechos es tan grande que el área de emergencia para pacientes con sintomatología Covid-19 está invadida por gusanos”.

Denunció que existen serias deficiencias de insumos médicos en los principales centros asistenciales de la zona norte de Anzoátegui e irregular dotación de equipos de bioseguridad para el personal de salud que trabaja prácticamente desprotegido, lo que causa angustia ante el posible aumento de casos por ómicron, el cual se propaga más rápidamente que las otras variantes del coronavirus.

“He recibido reportes de dotaciones que llegan, por ejemplo, al Hospital Luis Razetti de Barcelona, y hemos podido constatar que los insumos alcanzan para un par de días, algunos llegan con fechas próximas a vencerse y el tratamiento requerido para atender a pacientes con sintomatología del Covid-19 es limitado. De Guaraguao y Las Garzas remiten a todos los pacientes hasta el hospital centinela Luis Razetti pensando que allí tienen insumos, pero el panorama no ha sido alentador”, recalcó.

El defensor de los derechos humanos precisó que los familiares de los pacientes deben comprar todo, desde medicamentos, guantes hasta tapabocas y equipos quirúrgicos para los especialistas que aún trabajan en los hospitales de la entidad. Incluso, llevando todo lo necesario, hay pacientes como los recluidos en el área de traumatología del Razetti, que deben esperar hasta 6 meses por una operación.

Otro asunto que preocupa a Santoyo son las renuncias masivas en los hospitales Luis Razetti de Barcelona, Domingo Guzmán Lander de Las Garzas y César Rodríguez de Guaraguao. Hoy existe una deficiencia de 60% del personal sanitario que no cuenta con las condiciones mínimas para laborar.

“Es necesaria una verdadera unificación, recuperación y rescate del sector salud en Anzoátegui. Los ciudadanos lo merecen. Nuestra gente se muere ante la mirada silente de las autoridades. Dejemos las promesas y vayamos a la ocupación y atención real del problema sanitario que enfrenta la entidad”.

Comunicado de prensa