“Jesús era judío”: la acertada campaña en redes para combatir el antisemitismo

Una estatua de Jesucristo salpicada de sangre por el atentado del 21 de abril del Domingo de Pascua de 2019, se ve durante las oraciones del Domingo de Pascua en la Iglesia de San Sebastián, una de las iglesias atacadas, en Katuwapitiya, Sri Lanka, el 4 de abril de 2021. REUTERS/Dinuka Liyanawatte

 

El Movimiento de Combate contra el Antisemitismo, un movimiento de base internacional, no partidista, cuyo objetivo es acabar con la discriminación contra el pueblo judío, emitió un comunicado en sus redes sociales en el que explica porque es equivocado, ademas de antisemita, obviar que Jesús tenía orígenes judíos y vivió toda su vida como tal.

Por infobae.com

“Todos los años, los activistas anti-Israel intentan borrar la identidad judía de Jesús para impulsar su agenda política. Reescribir la historia para excluir al pueblo judío ES antisemita”, lee el hilo de tweets publicado por la cuenta oficial del movimiento. Afirman que Jesús era un judío nacido en el reino de Judea, y que hace falta recordarle al mundo y a los grupos antisemitas que no era, ni podía ser, palestino.

“Negar la herencia judía de Jesús ES antisemita, ya que elimina al pueblo judío de la historia y da a entender que los judíos persiguieron a Jesús y a sus seguidores”, explican desde el grupo. Jesus nació, según la tradición cristiana, en la ciudad judía de Belen, que se convirtió luego en uno de los lugares más sagrados del cristianismo.

Ademas, durante su juventud Jesus dio clases en la ciudad galilea de Nazaret, donde fue criado, y también frecuentaba el Gran Templo judío de Jerusalem cuando realizaba las peregrinaciones por las fiestas judías -como Pascuas, Shavuot y Sucot.

Fue luego de la muerte de Jesus y de las guerras judeo-romanas que se dieron entre el año 70 DC y 135 DC que los romanos expulsaron a los judíos de Judea y renombraron Jerusalem como “Aelia Capitolina” y a Judea como “Palestina”. Luego, 5 imperios diferentes y el Estado de Gran Bretaña se hicieron con el control del territorio que hoy pertenece al Estado de Israel.

“El nacionalismo tal como lo conocemos hoy se origino en el siglo XIX. La identidad nacional palestina, distinta del panarabismo, no se desarrollo hasta el siglo XX. Por ende, Jesus no pudo haberse identificado como palestino, ni era miembro del pueblo arábico”, afirman desde las redes del movimiento.

Por ultimo, afirman que a lo largo de la historia muchos grupos proclamaron que Jesus pertenecía a su grupo étnico o religioso, “incluso durante la cristiandad medieval y la Alemania Nazi”. Y al hacer esto han dejado de lado la herencia judía y las practicas rituales de Jesus y lo han proclamado como propio.

En un contexto mundial en el que el antisemitismo y la relativización de los crímenes nazi está en aumento, es necesario acompañar a los grupos que pelean contra estas tendencias y reivindicar al pueblo judío en sus distintas luchas por reconocimiento. “Jesús nació como judío, vivió una vida judía de oración y práctica, y murió como judío bajo la persecución del imperio romano a los judíos en el reino de Judea. Borrar su identidad judía es antisemita”, cierra el hilo de tweets.