VIDEOS: Se reactivó el incendio que arrasó una parte del parlamento de Sudáfrica

 

En uno de los peores escenarios posibles, los bomberos trataban nuevamente el lunes de apagar un devastador incendio que se reactivó en el Parlamento de Sudáfrica en Ciudad del Cabo tras haberlo controlado unas horas antes.

“El incendio se reactivó en el techo del edificio que alberga la Asamblea Nacional”, poco antes de las 17h00 locales (15H00 GMT) declaró a la AFP Jermaine Carelse, portavoz de los bomberos de la ciudad.

Mientras una espesa nube de humo volvía a escaparse de los tejados del edificio victoriano, largas llamas salían de las ventanas delanteras, constataron periodistas de la AFP presentes en el lugar.

Horas antes, los bomberos habían informado que el incendio estaba controlado, por lo que solo iban a permanecer unos 10 efectivos en el lugar.

En algunas zonas del edificio sin embargo, las temperaturas aún marcaban los 100 grados centígrados, advirtió Jean-Pierre Smith, miembro del Comité de Seguridad de la alcaldía de la ciudad.

Al cabo de unos minutos, un grupo inicial de treinta bomberos volvió al lugar y como el día anterior, intentó apagar las llamas desde lo alto de una grúa.

La sala cubierta de madera donde están los escaños de los diputados quedó totalmente destruida y “no habrá sesión durante mucho tiempo”, resumió Carelse.

En esta parte más reciente del vasto edificio formado por tres construcciones de distintas épocas, los bomberos tuvieron que retirarse inicialmente el domingo ante la intensidad del fuego.

Pero en el transcurso de la noche, lograron dominar las llamas, que destruyeron la cámara de diputados en su totalidad, según declaró a la AFP Moloto Mothapo, el portavoz del parlamento.

Unos sesenta bomberos tratan ahora de apagar nuevamente el incendio.

La policía informó el lunes que inculpó a un sospechoso de 49 años que fue detenido dentro del recinto del parlamento.

El hombre, que comparecerá el martes, fue procesado por cargos de “allanamiento de morada” e “incendio criminal” y además será juzgado por haber atentado contra una propiedad del Estado, precisó en un comunicado la unidad de élite de la policía sudafricana.

– Gran agujero –
Aunque no se reportaron víctimas, los daños por el incendio fueron catastróficos.

El siniestro comenzó el domingo hacia las 05h00 locales (03h00 GMT) en el antiguo edificio del Parlamento, que data de 1884.

Ahí se hallan las salas cubiertas de maderas preciosas, donde antes estaban los escaños de los diputados. Las partes más recientes del edificio datan de 1920 y 1980.

La parte más antigua del edificio alberga varios tesoros, entre ellos unas 4.000 obras de arte y patrimonio que se remonta al siglo XVII.

Allí, el techo quedó completamente destruido dejando un enorme agujero, pero la valiosa colección de libros y obras de arte parece haberse salvado.

El último edificio que alberga la Cámara Alta del Parlamento, llamado Consejo Nacional de Provincias, permanece inaccesible, pero los socorristas creen que los daños estarán relacionados principalmente por el agua y el humo. En esta zona también se conservan objetos de valor incalculable.

Una delegación del gobierno se reunió a mitad del día con expertos e ingenieros para establecer un primer balance y evaluar el coste de las reparaciones.

Pero la reunión se interrumpió por razones de seguridad y la noticia de la reactivación del incendio. Un informe preliminar está previsto para el viernes.

Todavía no ha sido determinada la magnitud de la devastación causada por el siniestro que destruyó por completo la sede de la Asamblea Nacional.

Según los primeros elementos de la investigación, el incendio tuvo dos focos. Además, el cierre de una toma de agua impidió funcionar correctamente al sistema de extinción automática.

Las cámaras de vigilancia mostraron que el sospechoso detenido estaba presente alrededor de las 2 de la madrugada.

“Pero la seguridad no lo vio hasta alrededor de las 06h00, cuando miraron las pantallas alertados por el humo”, dijo a la AFP la ministra de Obras Públicas, Patricia De Lille.

Esta es la segunda vez en menos de un año que el parlamento es dañado por las llamas. En marzo se declaró un incendio que fue rápidamente controlado.

En este enorme edificio victoriano, de ladrillo rojo y fachada blanca, el último presidente de la era del apartheid, Frederik de Klerk, había anunciado en febrero de 1990 el fin del régimen racista.

En Sudáfrica, Ciudad del Cabo alberga al Parlamento, mientras que el gobierno tiene su sede en Pretoria.

 

AFP

 

https://platform.twitter.com/widgets.js

https://platform.twitter.com/widgets.js

https://platform.twitter.com/widgets.js