Exmilitar detenido en Miami por magnicidio en Haití pidió cooperar con EEUU

Mario Antonio Palacios, imagen cortesía.

 

El exmilitar colombiano Mario Antonio Palacios, detenido en una cárcel de Miami por el asesinato del presidente haitiano, Jovenel Moise, pidió hablar con las autoridades estadounidenses cuando se encontraba en Jamaica, a donde huyó después del magnicidio.

En octubre pasado Palacios, quien enfrenta dos cargos en EE.UU. relacionados con el asesinato de Moise, ocurrido el 7 de julio de 2021, rindió “declaración voluntaria” a autoridades estadounidenses, según la demanda.

Según los documentos judiciales, que este martes fueron publicados por orden de la jueza Alicia Otazo-Reyes, Palacios detalla que fue contratado para brindar seguridad y participar en una operación en la que iban en principio a “arrestar” al presidente.

Palacios, de 43 años y quien tendrá una audiencia el próximo 31 de enero, en la que le leerán formalmente los cargos, precisó que la operación completa fue preparada en Haití.

Subrayó que la idea era “capturar” al presidente en el aeropuerto y llevarlo en un avión, pero admitió que para al menos el 6 de julio le habían informado que los planes habían cambiado a un asesinato.

El exmilitar, que fue traído a Miami por las autoridades estadounidenses la noche del lunes pasado proveniente de Panamá, fue acusado este martes en una corte de Miami de conspiración para cometer un asesinato o secuestro fuera de Estados Unidos y proveer apoyo material que resultó en muerte.

Si es declarado culpable de los cargos, Palacios enfrenta una pena máxima de cadena perpetua.

“El acusado y otros, incluido un grupo de aproximadamente otros 20 ciudadanos colombianos y un grupo de ciudadanos con doble nacionalidad haitiano-estadounidense con base en Haití, participaron en un complot para secuestrar o matar al presidente haitiano”, detalló la Fiscalía de EE.UU.

Subrayó que con otro cómplice (identificado solo como conspirador #1), que según Palacios es uno de los líderes de la operación, viajaron a Estados Unidos el 28 de junio pasado “para, entre otras cosas, proporcionar a otras personas una solicitud por escrito de asistencia para promover el complot relacionado con el presidente haitiano”.

“Si bien el complot inicialmente se centró en realizar un secuestro del presidente como parte de una supuesta operación de arresto, finalmente resultó en un complot para asesinar al presidente haitiano”, detalló la Fiscalía.

La acusación alega que, el 7 de julio pasado Palacios y otros ingresaron a la residencia del presidente en Haití con la intención y el propósito de asesinarlo.

El “conspirador #1” es un doble ciudadano haitiano-estadounidense, que fue posteriormente arrestado por las autoridades haitianas y permanece bajo custodia en Haití, según la Fiscalía.

Señala que Palacios “eludió el arresto y viajó a Jamaica”.

“Palacios fue deportado recientemente de Jamaica y, durante una escala en Panamá, acordó viajar a Estados Unidos”, precisó la Fiscalía.

El colombiano fue arrestado en Jamaica en octubre pasado y condenado por ingresar ilegalmente al país desde República Dominicana, un cargo por el que se emitió una orden de deportación.

Del grupo que supuestamente perpetró el ataque fueron arrestados 18 exmilitares colombianos y 2 haitiano-estadounidenses, mientras que otros 3 colombianos murieron en tiroteos con la Policía.

En la audiencia del martes, la Fiscalía del Sur de Florida dijo que Palacios está acusado de “un crimen serio” y pidió a la jueza que el colombiano continuara detenido al considerarlo un “riesgo de fuga y peligro para la comunidad”.

EFE.