Londres instó a una “solución pacífica” a la crisis en Kazajistán

Soldados kazajos, este jueves, detrás de un automóvil calcinado durante las protestas por el alza del precio de los combustibles, en Almaty (Kazajistán).
MARIYA GORDEYEVA (REUTERS)

 

El gobierno británico pidió el jueves una “solución pacífica” a la crisis en Kazajistán, donde “decenas” de manifestantes han muerto a manos de la policía, e instó a frenar la “escalada” de violencia.

“Obviamente, estamos preocupados por los enfrentamientos violentos y seguimos de cerca la evolución de la situación. Pedimos que se ponga fin a la escalada y llamamos a una solución pacífica”, dijo un portavoz del primer ministro Boris Johnson.

AFP