Trabajadores de la Corporación Venezolana de Guayana se encadenan a portones exigiendo respeto a sus DDHH

 Darío Graffe

 

 

 

 

 

 

Darío Graffe activista de la organización FundaRedes, destacó que los derechos de los trabajadores de de la Corporación Venezolana de Guayana son vulnerados por parte del patrono, debido a que los sueldos siguen siendo irrisorios, así como los beneficios que por ley les corresponde.

Por esta causa los trabajadores han tomado la decisión de “encadenarse” a los portones de la CVG, a fin de exigir que respeten sus derechos y obtengan condiciones óptimas, a fin de continuar sus labores cotidianas.

—No es justo que estos humildes hombres y mujeres, que han dado años de su vida trabajando al calor de un horno, para producir materia prima e incrementar el desarrollo en Guayana, hoy estén ganando migajas en sus sueldos e irrisorios beneficios, vulnerando así sus Derechos Humanos—, destacó Graffe.

Afirmó que desempeñan sus labores en condiciones “pauperrimas”, puesto que no poseen ningún seguro que garantice sus vidas en caso de algún accidente laboral “sin transporte, alimentos, ni comedor, pareciera que el patrono se olvidó de sus trabajadores”.

Hizo referencia a que el patrono que les dirige afirma estar del lado del sector obrero, “porque se hace llamar obrerista, pero está retrocediendo a la época de los esclavos, en tiempos de la corona española, por la forma en que mantiene a los trabajadores”.

Darío Graffe finalizó afirmando que han acabado con el llamado emporio industrial de Guayana, dejándolo en ruinas y chatarra, lo que trajo como consecuencia el declive de la producción, acabar con las garantías de trabajo, mal trato y violación a los Derechos Humanos de los trabajadores.

Nota de Prensa