Hasta que por fin se dignaron a retirar las 18 toneladas de basura del Hospital Razetti en Barcelona

Tras dos meses sumergidos en basura, se dignaron a retirar 18 toneladas de desperdicios del Hospital Razetti en Barcelona

 

 

El personal del hospital Luis Razetti de Barcelona estuvo alrededor de dos meses clamando por la recolección de los desechos sólidos en el nosocomio anzoatiguense, pues los cerros de basura crecían cada vez más, y con ellos la preocupación de los trabajadores ante un posible colapso sanitario.

Javier A. Guaipo // Corresponsalía La Patilla

Finalmente, esta semana las autoridades estadales respondieron al llamado y ordenaron la recolección de los desperdicios del centro asistencial, sacando un total de 18 toneladas, según informó su director Oscar Navas.

El galeno indicó que en las labores de saneamiento del hospital participaron varios entes como la Corporación de Vialidad e Infraestructura del estado Anzoátegui (Covinea) y la Corporación de Reciclaje de Barcelona (Recibar), para poder cumplir con la tarea en los espacios internos y externos.

“Se sacaron poco más de 13 toneladas en residuos comunes y dos en desechos internos. Sin contar los de Covid-19, que requieren un tratamiento especial”, explicó.

Navas precisó que cada semana se producen alrededor de 4 mil kilos de desperdicios, por lo que se necesita la unión de varios organismos de servicios públicos para implementar un ciclo adecuado de recolección.

En ese sentido, el delegado de prevención del principal nosocomio de la entidad, Edisson Hernández, recordó que años atrás las cuatro alcaldías de zona norte se turnaban el trabajo de llevarse la basura del hospital, y todo funcionaba correctamente.

“Hace ocho años, aproximadamente, se dejó de cumplir con dicho plan en el que participaban las compañías de aseo de Barcelona, Lechería, Puerto La Cruz y Guanta. Está de más decir que es una necesidad primordial volver a un cronograma como aquel. De lo contrario, seguiremos padeciendo este problema por mucho más tiempo”.

De igual manera resaltó que su responsabilidad como representante sindical de los trabajadores es velar por el cumplimiento de las condiciones mínimas para laborar, como lo estipulan las leyes. Por tal razón, no dejará de alzar la voz cuando estén ante cualquier episodio que comprometa el bienestar del personal.