Ahorcados con las tarifas, merideños denuncian cobro desmedido en los servicios públicos


El incremento desmedido del costo de los servicios públicos en zonas comerciales y residenciales de la ciudad de Mérida alarma a quienes dependen de un salario mínimo mensual para sobrevivir en medio de la crítica situación económica que golpea el bolsillo del ciudadano de a pie.

Aquellas personas que son padre y madre de familia, deben estirar el salario mensual para costear gastos como la alimentación, transporte, e inclusive los servicios públicos entre estos los servicios de electricidad, internet y agua potable.

Estos últimos han tenido un incremento desmedido en las últimas facturaciones, según han denunciado los propios afectados.

En el caso del recibo de telefonía fija de Cantv que incluye el servicio de internet de ABA las tarifas varían dependiendo del plan que contrata el usuario, sin embargo los costos oscilan entre los 5$ hasta más de 20$ mensuales, tomando en cuenta que la facturación es hecha en bolívares como moneda nacional.

Mientras que el servicio de agua potable también ha tenido un alza en las tarifas de los últimos meses del año 2021 y enero 2022, denunciaron, y además que en algunas zonas de la ciudad el servicio no es constante.

Solo pueden beneficiarse dos o tres horas al día, a veces la falla en el suministro en zonas residenciales es crítica y llegan a pasar hasta más de 24 horas sin el vital líquido, denunció una ama de casa, docente y que además vive con sus hijos en edad escolar y dos adultos mayores.

Un comerciante relató que el recibo de servicio de agua potable de su negocio oscila entre los 25$ y 30$ mensuales, que debe costear a parte de tener que cancelar los recibos de electricidad, gas, e internet y condominio para ofrecer a su clientela un servicio de calidad.

Sin embargo, denunció que no cuenta con agua constante por tubería, solo dos a tres horas al día, lo que obliga a tener que estar llenando tobos para poder mantener el vital líquido y así realizar las labores de aseo en su establecimiento.