Domingo Alberto Rangel: La historia como fuente de los males

Domingo Alberto Rangel @DomingoAlbertoR

Difícil se vislumbra el trabajo de los historiadores que en el futuro intenten explicar con honestidad lo que sucede en nuestro país por estos días.

Basta con revisar el material para futuras investigaciones… valga decir lo que fablistanes, políticos y periodistas escriben u opinan sobre cualquier tema que medios y redes consideren importante para constatar que todas las versiones están edulcoradas de un extraño heroísmo… además quien es villano para unos… es un gran ciudadano para otros.

Entresaco como ejemplo de esta hipótesis la detención de Alex Saab ya que el espacio no da para probar una ley general… y así veremos aflorar las 2 versiones contradictorias.

Para el gobierno nacional y este caso es considerado vital porque a ese nivel siguen ignorando la sicología de una sociedad, país y su gobierno… que se consideran imperio y como tal actúan. Obvio que me refiero a los Estados Unidos.

Al respecto en el gobierno abundan quienes esperan canjeara Saab por los ladrones de Citgo, con doble nacionalidad, detenidos en el Helicoide más al interino como extra. Una aberración jurídica que demostraría la inexistencia de eso que llaman “independencia de los poderes”, para empezar.

Para la leyenda negra Saab es un narco de mayor tamaño digamos que aquel Pablo Escobar líder del Cartel de Medellín… un colombiano maluco que lleva décadas lucrándose con dineros públicos venezolanos.

Las dos versiones parten de bases posibles… pero luego se apartan de la realidad y los historiadores del futuro podrán pensar que quienes llueven sobre mojado con declaraciones bobaliconas y artículos de opinión… o sufren de bipolaridad o son esquizofrénicos. Aunque hay otra posibilidad y es que se refieran a dos personajes con el mismo nombre.

La realidad nos indica, aparte del punto de vista mediocre y embrutecedor que adoptan medios y fablistanes (as) cuando pretenden “informar al público”… que para evitar los males que evidentemente sufrimos los venezolanos hoy día… males que impiden tener criterio propio… y que vienen de la pésima prensa que tenemos y la peor historia que se les enseña a los muchachos… hay que cambiar la manera como se explica la esa materia en mi país. Adecentar el periodismo es más difícil aunque aplicando las leyes muchos pillos cogerían las de Villadiego

Sobre tal posibilidad recuerdo que el pensum de esa materia aparte de relatar más o menos cómo los españoles habían conquistado el territorio que hoy es Venezuela… nunca explicaban el porqué los descendientes de esos conquistadores se habían levantado a la primera oportunidad… no contra Fernando VII sino contra Napoleón.

Y luego venía para quienes optaban por una buena nota… porque habían exámenes… memorizar una catajarria de batallas… hasta que repentinamente aparecíamos como país… por obra y gracia de un tal Santander… como si el general Páez no hubiese quebrado un plato.

Pues bien: esa idea de “cambiar la historia” no es novedosa aunque se debe hacer pero evitando los errores cometidos desde la Independencia. Errores que impiden tener una ciudadanía con criterio propio, vacunada contra estafas tipo el interinato.

Pero volviendo a Alex Saab en este presente se deben aclarar algunas cosas: por ejemplo que evidentemente al estar dotado de credenciales diplomáticas… fue secuestrado en Cabo Verde.

Que eso no lo hace un héroe de la resistencia de los pueblos como tampoco por haberse enriquecido con el visto bueno de los gobiernos venezolanos… allí no hay mucho como para que los yanquis reclamen.

Sobre todo después de los robos y barbaridades del interinato.

Que Alex Saab no es otra cosa que un aventurero de las finanzas… no es un héroe… tampoco más pillo que algunos próceres vivos.

Pero sobre el tema de enseñar la historia como realmente sucedió cabe una última reflexión: ¡si el estado tuerce los hechos –algo que ya hicieron Pérez Jiménez… Betancourt… Pérez y Chávez- el movimiento o partido que se forme con vista al 2024 está obligado a formar en esa materia a su militancia que obviamente será pequeña!

Formar venezolanos con criterio propio queda para más adelante.