Luis Tellerías exige aclaratoria a exgobernadora de Monagas por desaparición de 12 gandolas de arroz

El director ejecutivo de la Asociación de Productores de Venezuela (Asoprove), Luis Tellerías, denunció la situación irregular que vienen padeciendo desde octubre de 2021. Explicó que en el año 2018, junto a varios inversionistas, suscribieron una alianza productiva con la entonces gobernadora de Monagas, Yelitze Santaella, para reactivar una planta procesadora de maíz ubicada en la vía Punta de Mata – El Tejero.

Por Corresponsalía La Patilla

«El objetivo de este convenio era acondicionar, operativizar y explotar todo el desarrollo productivo de la planta que se encontraba paralizada. Debido a la inoperatividad de la procesadora, se hizo una inversión cuantiosa y se llegó a un acuerdo en el que la gobernación aportara el 30% y eso nunca ocurrió. Además de eso, se adicionó una planta procesadora de arroz que contribuiría con el abastecimiento de varios estados del país», indicó Tellerías.

El representante de Asoprove señaló que de manera abrupta, el 21 de octubre de 2020 «la gobernación de forma arbitraria, rescinde unilateralmente del contrato de la alianza». Precisó que se violó la cláusula novena que establece que para que esto ocurra, debe ser bajo mutuo acuerdo, incumplimiento de obligaciones por las partes o razones de fuerza mayor.

El empresario se refirió a la desaparición de 12 gandolas con arroz que habían procesado y que no les han pagado ni tampoco les han sido reconocidas por la empresa Asoproica que quedó operando la planta.

«Luego que se rescindiera del contrato, no fue posible establecer contacto con la entonces gobernadora para que explicara las razones por las cuales se nos despojó de la planta el 21 de septiembre. Un mes después exactamente, se publica en Gaceta Extraordinaria la terminación de la alianza donde no se explica las causales de la culminación», manifestó el productor.

Detalló que fue designada una junta interventora que debía hacer un inventario y un avalúo sobre la inversión que se hizo para reactivarla. Sin embargo, esa junta nunca actuó. «Ni siquiera hizo presencia en la planta», añadió Tellerías.

Seis meses después de publicada la Gaceta Extraordinaria, cuando la Gobernación tomó la planta, el grupo de inversionistas debió salir de la misma, quedando esta paralizada por completo. Por esta acción, responsabilizó a la actual ministra de Educación de «atentar» contra los programas de abastecimiento en los estados Monagas, Delta Amacuro, Sucre, Barinas, Guárico, entre otros.

Recordó que el 17 de enero de 2020, Nicolás Maduro emitió un decreto presidencial donde le devolvía a la Empresa Nacional de Sistema de Silos y Almacenaje S.A. (Enasa) las plantas procesadoras entre ellas la de El Tejero que estaba en manos del Ministerio de Agricultura.

En tal sentido, denunció que la acción de la exgobernadora Santaella causó un daño patrimonial de más de un millón de dólares que se invirtieron para repotenciar la planta que estaba «destartalada». Responsabiliza a la exmandataria, ya que sostiene que fue ella quien firmó el decreto publicado en Gaceta Extraordinaria.

«Hicimos todas las gestiones habidas y por haber con el ministro Wilmar Castro Soteldo, todos los trámites administrativos los hemos realizados sin tener respuesta hasta ahora. El pasado 20 de octubre de 2021, el propio Ministerio de Agricultura envió una carta al gobernador encargado, Cosme Arzolay, para que explicara lo ocurrido en la planta, asunto que el funcionario obvió. El ciudadano manifestó que era el candidato y ahora gobernador, Ernesto Luna, quien debía aclarar la situación, cosa que tampoco ocurrió», precisó el empresario.

Advirtió que la empresa Aprosoica no ha firmado ninguna alianza con la Asociación de Productores y está operando la planta con los equipos adquiridos por los inversionistas. En ninguno de los casos se ha reintegrado el dinero de las maquinarias, ni de las toneladas de arroz procesadas.

Puntualizaron que se reservan las acciones de carácter jurídico que tomarán en contra de la actual titular de la cartera de Educación. «La responsabilidad mayor la tiene Yelitze Santaella por acometer esta decisión y ahora pretende lavarse las manos y afirma que no tiene nada que ver con esto. Esta acción lo que hace es ahuyentar a los inversionistas que aún creen en el país», concluyó.