Se divorciaron solo tres minutos después de casarse tras un comentario lamentable

Cortesía

 

Sucedió en Kuwait. Una pareja recién casada duró apenas tres minutos cuando, después de dar el ‘sí quiero’ la novia tropezó, cayó al suelo y su flamante marido la ridiculizó y la llamó estúpida.

Por: Clarín

En ese instante, a la mujer no le tembló el pulso para pedirle inmediatamente al juez que disolviera el matrimonio, según informaron medios locales. La reacción provocó una ola de apoyo hacia la mujer en las redes sociales.

Básicamente, la pareja estaba disfrutando el día de su boda, hasta que la novia perdió el equilibrio y luego se desató el infierno.

“Si así es como actúa desde el principio, mejor dejarlo”, comentó un usuario de Twitter. Otro escribió: “Un matrimonio sin respeto es un fracaso”. Según Q8 News, este es el divorcio más rápido en la historia de Kuwait, y probablemente de todo el mundo. Otro caso similar fue el de una pareja de Dubai que se divorció 15 minutos después de casarse.

La noticia fue publicada en 2019 por los medios internacionales, pero recién ahora volvió a viralizarse.

Todo esto hace que uno se pregunte, en primer lugar, cómo lograron llegar al día de su boda. Si la falta de respeto y el odio subyacentes estaban allí solo a los tres minutos de la vida matrimonial, no solo comenzó en ese momento.

De todos modos, esto tampoco se limita a Oriente Medio. En 2004, una pareja del Reino Unido se separó después de una hora y media de matrimonio. Ni siquiera es un partido de fútbol completo, siempre que haya tiempo de descuento.

La pareja intercambió anillos en una oficina de registro cerca de Manchester, pero luego rompió 90 minutos después. Parecería que la novia discrepó con el discurso de su nuevo esposo, con una referencia específica a las damas de honor, y le rompió un cenicero sobre su cabeza.

Después de eso, el escándalo. Los policías asistieron a la escena y la novia terminó demorada. No hace falta decir que su luna de miel a Grecia fue cancelada.

Aún así, 90 minutos es toda una vida en comparación con tres minutos de Kuwait.

El otro extremo

Linda Wolfe entró en el libro Guinness de los récords al convertirse en la mujer que más veces ha contraído matrimonio, hasta en 23 ocasiones, según el diario británico The Sun.

A sus 68 años, Wolfe que vive en un geriátrico de Indiana, EE UU, se declara “adicta al romance”. Hace diez años que no pasa por el altar, pero aún sigue buscando a su marido número 24, aunque no recuerda el orden de sus matrimonios.

La primera vez que se casó fue en 1957, cuando tenía sólo 16 años, con George Scott y estuvieron juntos durante siete años, en el que sería su matrimonio más largo. Su pareja más breve fue con Fred Chadwick, con quien estuvo casada 36 horas: “Es que el amor no estaba allí”, comentó.

Linda Wolfe tuvo todo tipo de maridos: un ex convicto, un mecánico, un cura, un barman y varios músicos. Dice que dos la engañaron y que otros dos terminaron declarándose gays. En total tuvo siete hijos.

El récord lo tenía otra estadounidense, Linda Essex, también con 23 bodas, que murió en 2008.