Macron condena el golpe de Estado en Burkina Faso y exige la liberación de Kaboré

 

 

 

 

 

El presidente francés, Emmanuel Macron, condenó este martes el golpe de Estado que ha derrocado a su homólogo de Burkina Faso, Roch Kaboré, al tiempo que exigió a los militares su liberación.

“He estado en contacto con dirigentes de la región y tendré nuevas conversaciones en los próximos días (…) Como siempre, estamos al lado de la organización regional, que es la Cedeao, para condenar este golpe de Estado”, dijo a los periodistas durante una visita a la localidad de Saint-Léonard-de-Noblat.

Macron señaló que, según sus informaciones, la vida de Kaboré no corre peligro, pero recordó que el presidente “ha sido democráticamente elegido por su pueblo en dos ocasiones”.

El mandatario francés deploró la sucesión de golpes de Estado que se están produciendo en el Sahel, algo que consideró “extremadamente preocupante en un momento en el que la prioridad debería ser la lucha contra el terrorismo islamista”.

Militares del Movimiento Patriótico por la Salvaguarda y la Restauración anunciaron este lunes que han tomado el poder y depuesto al presidente Kaboré, tras dos jornadas de gran incertidumbre y confusión en ese país.

Tanto la ONU como la Comunidad Económica de Estados de África del Oeste (Cedeao) han condenado el golpe.

EFE