Sede del Sistema de Salud de Nueva Esparta es un cementerio de ambulancias (FOTOS)

 

Mientras en el hospital Luis Ortega y en toda la red pública hospitalaria y ambulatoria no disponen de ambulancias, la sede del Sistema de Salud de Nueva Esparta está convertida en un cementerio de vehículos de todo tipo.

Por Dexcy Guédez

Son pocos los centros asistenciales que cuentan con ambulancias, pero en contadas oportunidades se encuentran disponibles para prestar servicios. “Si tienen gasolina, le faltan cauchos, baterías o cualquier repuesto se necesita para ponerla a rodar”, denunció una enfermera en el hospital.

 

 

Aseguró que por ahora gracias a VEN911 y a Protección Civil se han salvado muchas vidas con el traslado de pacientes graves al Hospital Central de Porlamar. Los centros que cuentan con viejas y destartaladas ambulancias, es porque han tenido la suerte de haberlas recibido de algunas loterías del país que se ocupaban de dotarlos de ese tipo de unidades.

Mientras eso ocurre en los centros hospitalarios, los patios de la sede del Sistema Nacional de Salud del Ministerio para la Salud en Nueva Esparta, están repletos de chatarras, pero principalmente de ambulancias que ya no pueden ser recuperables.

 

 

Uno de los conductores de ambulancias se acercó a los reporteros para indicarles un sitio donde se encuentran más unidades escondidas entre la maleza. “El hospital llegó a tener más de 15 ambulancias y tiempo después aparecían en nómina del Seguro Social, 16 cargos de conductores de ambulancia y solamente había una. Hoy no tiene ninguna”, narró el conductor quien pidió el anonimato. Aseguró que solamente va a cumplir horario en esa institución.

 

 

Acotó que solamente funcionan algunos vehículos en los que se movilizan los jefes, porque los carros oficiales también están abandonados entre la maleza de la sede cuyo estacionamiento ni siquiera cuenta con asfaltado.

Se intentó conversar con algún representante de la Dirección de Salud, pero la secretaria informó que no estaban presentes y que dudaba que asistieran a la oficina.