Entre apagones y fluctuaciones viven habitantes del occidente de Carabobo

 

Entre bajones y apagones viven habitantes del occidente de Carabobo, en donde en las últimas 24 horas las denuncias por fallas eléctricas se han incrementado. En Miranda van dos días seguidos que se quedan sin electricidad, mientras que en Bejuma no paran las fluctuaciones.

Por Corresponsalía La Patilla

José Gregorio Arteaga, habitante de Miranda, indicó que por segundo día consecutivo el municipio se quedó sin servicio eléctrico. El día lunes se fue aproximadamente a la 1:00 pm por ocho horas. Según informó Corpoelec, la caída de un árbol habría causado la avería.

El martes 25 de enero nuevamente el municipio se quedó sin energía eléctrica a las 4:00 pm y aún a las 9:00 pm seguían sin servicio y desconocían las razones de la falla. Comentó que cuando se interrumpe el suministro de electricidad, resulta afectado el servicio de agua por tuberías y la señal de telefonía celular.

Por su parte, vecinos del sector Pueblo Nuevo de Bejuma, denunciaron la tarde del martes 25 de enero que al menos dos bajones se reportaron en el día. En las redes sociales, habitantes de la zona publicaron su molestia por la situación que, aseguran, ha acabado con varios artefactos eléctricos.

“Los bajones eléctricos en nuestra comunidad son frecuentes. Ya hemos hecho el reporte a Corpoelec, pero solo nos dicen que son fluctuaciones que ocurren en el sistema eléctrico”, señaló Carlos Sevilla, director de una radio comunitaria, la cual se ha visto afectada en repetidas oportunidades.

Sevilla detalló que en 2021 tuvo que reparar tres veces el aire acondicionado de la emisora y un transmisor, equipos que dijo se dañaron tras presentarse las fluctuaciones. “´Pueblo Nuevo no demanda mucha carga eléctrica como para que se ocasionen estas fluctuaciones, ya lo investigué, y esta comunidad recibe el servicio de dos circuitos eléctricos, no entiendo porqué somos los más afectados”, expresó.

Las personas indicaron que se sienten a la deriva, pues Corpoelec no les da una respuesta satisfactoria ni resuelve los problemas con el servicio eléctrico.