El ataque de furia de Medvedev con el juez antes de sellar su pase a la final con Nadal: ¿Eres estúpido?

Daniil Medvedev tuvo un ataque de furia contra el juez del partido de las semifinales del Abierto de Australia

 

El ruso mantuvo un fuerte encontronazo con el umpire durante la victoria por 7-6, 4-6, 6-4 y 6-1 ante el griego Stefanos Tsisipas. El domingo se enfrentará al español en la definición del Abierto de Australia

Por Infobae

Además de disfrutar un partido de alto vuelo entre dos de los mejores tenistas del momento, el Rod Laver Arena también vivió un importante momento de tensión: Daniil Medvedev tuvo un ataque de furia contra el juez del partido de las semifinales del Abierto de Australia ante el griego Stefanos Tsisipas, al que venció por 7-6(5), 4-6, 6-4 y 6-1 para sellar su boleto a la final, donde se verá las caras con Rafael Nadal.

El tenista ruso de 25 años explotó por las supuestas constantes intervenciones de Apolo Tsisipas, padre de su contrincante, durante varios puntos. Durante la recta final del segundo set, Medvedev increpó al umpire: “Su padre no para de hablar en mis puntos”. Sin embargo, pese a que el juez de silla solicitó que se calmara, él disparó: “No, ¿eres estúpido?”.

“¿Puede responder mi pregunta?”, prosiguió el tenista, haciendo oídos sordos al pedido de la máxima autoridad del encuentro para que bajara algunos decibeles a su reclamo. “Por favor, sos muy malo, ¿cómo puede ser que estés dirigiendo una semifinal de un Grand Slam?”, arremetió el actual número dos del planeta.

 

Medvedev, que debió batallar para llegar a esta instancia luego de levantar dos sets en contra y salvar un punto de partido frente al canadiense Félix Auger-Aliassime en la fase previa, continuó con su reclamo: “¡Mirame, te estoy hablando!”. No su primer altercado de este estilo en el certamen, ya que tuvo dos cruces con gente del público, el último de ellos por mencionar a Novak Djokovic.

Pese a que el jugador ruso tuvo algunos inconvenientes con la grada, su nivel está en los más alto. Su partido ante Tsitsipas (4º) fue intenso y espectacular, y seguramente tenga que afrontar otra batalla este domingo ante Rafa Nadal.

“Voy a volver a jugar contra uno de los más grandes jugadores y de nuevo contra un jugador que va a intentar conquistar su 21º Grand Slam”, recordó un Medvedev que hizo alusión a la final ganada en el último US Open ante Djokovic. En aquella ocasión privó al serbio de llegar al 21º trofeo pero también conquistar los cuatro Grand Slams del año, después del Abierto de Australia, Roland Garros y Wimbledon.

El tenista ruso, que fue finalista el año pasado en Melbourne y ganador del último US Open, puede convertirse este año en el primer tenista en la era Open (desde 1968) en conquistar de forma consecutiva sus dos primeros títulos en Grand Slam si derrota a un Rafael Nadal que llegó a esta instancia tras imponerse por 6-3, 6-2, 3-6, 6-3 al italiano Matteo Berrettini.

 

Nadal, actual número 5 del mundo, ha quedado a una sola victoria del récord masculino de 21 títulos de Grand Slams al acceder por sexta vez a la final del Abierto de Australia. El tenista español de 35 años se mostró muy sólido ante el joven italiano y, pese a sus largos meses apartado del circuito por lesión, ha mostrado que está listo hacer historia.

“Para mí, se trata del Abierto de Australia más que otra cosa. Me siento muy afortunado de haberlo ganado una vez en mi carrera en 2009, pero nunca pensé que tendría otra oportunidad en 2022?, indicó el tenista mallorquín, que lleva nueve victorias y ninguna derrota en lo que va del año.

Nadal se encargó de exponer toda su jerarquía ante Berrettini. En menos de una hora y media ya se había situado con dos sets de ventaja y había roto el servicio del italiano en tres ocasiones, lo que generó desesperación en un jugador que había sido finalista en Melbourne el año pasado. “Jugué muy bien en los dos primeros sets. Ha pasado mucho tiempo sin jugar tan bien”, reconoció Nadal, quien definió el partido en el cuarto set con gran acierto en los puntos decisivos.

Si el tenista de Manacor se adjudica el título el domingo, se convertirá en el segundo jugador de la era Open, el cuarto en la historia, en ganar al menos dos veces cada uno de los cuatro Grand Slam, una marca que logró Djokovic el pasado año al conquistar el Roland Garros por segunda vez.