El experimentado Wayne Rooney rechazó al Everton y se comprometió con el moribundo Derby County

Imagen de archivo de Wayne Rooney. EFE/EPA/PETER POWELL EDITORIAL/Archivo.

 

Que el Derby County esté al borde de la desaparición y hundido en la tabla no ha impedido a Wayne Rooney seguir al frente del barco. El exdelantero inglés ha rechazado una oferta del Everton y terminará la temporada con los ‘Rams’.

“El Everton habló con mi agente y quiso reunirse conmigo para la vacante que tienen. Lo rechacé. Creo que algún día me convertiré en entrenador de la Premier League y creo que estoy preparado para ello al 100 %, pero ahora tengo un trabajo que hacer en el Derby”, dijo Rooney.

El que fuera jugador del Everton en dos etapas termina así con las especulaciones que le relacionaban con el puesto de sucesor de Rafa Benítez en el club.

Rooney, que antes de tomar las riendas del Derby ejerció como entrenador-jugador, está haciendo un trabajo espléndido con los ‘Rams’, teniendo en cuenta todos los problemas extradeportivos que tienen.

Pese a contar con una sanción de 21 puntos en el Championship (Segunda división inglesa), el Derby County está a ocho unidades de la salvación, compitiendo cada partido. Eso sí, su situación puede empeorar en las próximas fechas, ya que la EFL ha puesto como fecha límite el 1 de marzo para que presenten un plan de viabilidad económica hasta final de temporada.

La presión de los acreedores está ahogando al Derby, que ha tenido que vender jugadores para ganar tiempo extra (la fecha límite era en principio el 1 de febrero) y que está buscando un comprador que pueda liquidar las deudas del club.

EFE.