Habitantes del municipio Cedeño en Monagas estuvieron más de 30 horas sin electricidad - LaPatilla.com

Habitantes del municipio Cedeño en Monagas estuvieron más de 30 horas sin electricidad

Foto: Corresponsalía lapatilla.com

 

 

 





 

Desde las 8:23 de la mañana del sábado y poco después de las 6:00 de la tarde de este domingo, habitantes de las parroquias Areo, Caicara y Viento fresco del municipio Cedeño al noroeste de Monagas, estuvieron sin servicio eléctrico.

Por: Jefferson Civira / Corresponsalía lapatilla.com

El concejal de esa jurisdicción, Xavier Figuera, explicó que según información obtenida de los técnicos de Corpoelec, la falla eléctrica ocurrió tras una explosión en la subestación El Tejero del municipio Ezequiel Zamora. Reconoció que los trabajadores de la estatal estuvieron por 33 horas haciendo las maniobras para recuperar la energía desde la subestación «Jobo Mocho» del municipio Acosta.

«Muchas familias perdieron sus alimentos refrigerados como carne, pollo y leche que con tanto esfuerzo logran comprar. Todo este caos se debe a la falta de mantenimiento a las líneas de alta tensión, así como la falta de poda y corte de ramas en la subestación, lo que nos llevó a 34 horas sin luz. ¿Quién le repone esos alimentos, incluso, los aparatos que se quemaron a las familias afectadas?», manifestó Figuera.

Por su parte, Héctor Figueroa, habitante de Caicara, indicó que las fallas eléctricas continuaron este lunes luego de que el servicio se viera interrumpido entre las 8:30 de la mañana y las 12 del mediodía. Agregó que entes de la Alcaldía de Cedeño se encontraban haciendo trabajos en los postes por toda la vía de San Félix de Caicara para lograr restablecer la energía de 110 voltios, ya que la de 220 voltios aún no se recuperaría.

«34 horas pasamos sin energía eléctrica producto de una avería de un transformador en la subestación de Caicara y las ‘autoridades’ se engrandecen y piden felicitar a Corpoelec por restablecer el servicio, tomando la energía de otra subestación. Pero quién se hace responsable por los alimentos refrigerados que se perdieron y que tanto sudor costaron a cada uno de los afectados. Esto es la irresponsabilidad en su máxima expresión», comentó Rasalis Magdaleno del sector Viento Fresco.

«Acabaron con el sistema eléctrico y pretenden ahora hacer ver que son una maravilla por devolvernos el servicio que por derecho nos corresponde», opinó por su parte, José Ángel Mata del sector La Pangola.