Secretario general de la Otan avisa sobre el “riesgo real” de una guerra en Ucrania

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg EFE/EPA/ROBERT GHEMENT

 

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, advirtió este viernes, desde la base aérea rumana Mihail Kogalniceanu, en la costa del Mar Negro, del “riesgo real” de que estalle pronto “un conflicto armado” provocado por Rusia en Ucrania.

Existe el riesgo de una invasión a gran escala, pero también de otro tipo de acciones agresivas como intentos de derrocar al Gobierno de Kiev, ciberataques y otras formas de agresión rusa”, declaró el secretario general en presencia del presidente de Rumanía, Klaus Iohannis.

Según Stoltenberg, la OTAN tiene la certeza de que Rusia sigue acumulando tropas en sus fronteras con Ucrania.

“Hemos visto la retórica amenazante de la parte rusa y sabemos que hay numerosos agentes de inteligencia rusos operando dentro de Ucrania”, dijo el noruego.

Estos factores, sumados a pasadas experiencias en las que “Rusia ha usado la fuerza contra Ucrania” y otros países vecinos, hacen pensar a la OTAN que la posibilidad de una guerra inminente es una realidad en estos momentos.

Stoltenberg hizo estas declaraciones durante una ceremonia en Mihail Kogalniceanu para dar la bienvenida a los mil soldados estadounidenses que empezaron a llegar hoy a Rumanía procedentes de Alemania, para reforzar la capacidad defensiva de la OTAN en el Mar Negro.

“En estos momentos, un millar de militares de Estados Unidos están siendo desplegados en esta base, lo que elevará el número total de soldados estadounidenses aquí a casi 3.000”, explicó el secretario general de la OTAN.

Stoltenberg saludó también a los soldados alemanes e italianos que operan aviones en esta base, situada cerca del Mar Negro, unos 500 kilómetros al oeste de la península de Crimea, anexionada de forma ilegal por Rusia en 2014.

Por otra parte, el secretario general confirmó la llegada este viernes a Bulgaria de cazas españoles que reforzarán la misión de policía aérea en ese país balcánico, que entró en la OTAN junto con Rumanía en 2004.

El presidente rumano, Klaus Iohannis, celebró la llegada de nuevas tropas aliadas como una garantía para la seguridad de Rumanía, a la que también contribuirá un grupo de combate de la OTAN que la Alianza tiene previsto desplegar en el país balcánico bajo liderazgo francés.

EFE