Ucrania pide ayuda internacional contra bloqueo naval ruso del mar Negro

 

 

 

 

 

Ucrania ha solicitado ayuda internacional y acciones conjuntas contra el bloqueo por buques rusos de las rutas en el mar Negro, informó hoy el ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba.

“Hemos comunicado al secretario general de la ONU, a la Unión Europa, a los dirigentes de los Estados amigos estas acciones de la Federación Rusa, y hemos comenzado consultas con los países ribereños del mar Negro para emprender acciones conjuntas”, dijo Kuleba en rueda de prensa.

Agregó que el mar Negro y su seguridad atañen no solo a Ucrania, por lo que el Gobierno de Kiev ha contactado con sus socios para “preparar una respuesta coordinada”.

Según el jefe de la diplomacia ucraniana, Rusia aprovecha los ejercicios navales en las aguas del mar Negro para bloquear las rutas comerciales marítimas.

El portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, aseguro ayer, jueves, que “todas las maniobras y desplazamientos de buques rusos en las aguas del mar Negro se llevan a cabo en estricta concordancia con el derecho marítimo”.

Las maniobras en el mar Negro tienen lugar en el marco de las mayores ejercicios navales desde la desaparición de la Unión Soviética.

El comandante en jefe de la Armada rusa, Nikolái Yevménov, dijo el pasado día 4 que estas maniobras, en la que en total participarán más de 140 buques y casi 10.000 soldados, tendrán lugar tanto en aguas territoriales como internacionales, desde el Mediterráneo, los mares del Norte y Ojotsk, hasta el Océano Pacífico y la parte nororiental del Atlántico

Las maniobras en el mar Negro, en los que participan buques de tres flotas de la Armada rusa y que hoy incluyeron prácticas de lucha antisabotaje en las bases de Sebastopol (Crimea) y Novorrosiisk, coinciden con los ejercicios militares ruso-bielorrusos “Determinación aliada 2022”.

A este despliegue se suma al emplazamiento de más de 100.000 militares rusos cerca de las fronteras ucranianas, lo cual ha sido denunciado por Kiev y Occidente como los preparativos para una invasión.

EFE