El canciller alemán Olaf Scholz, llegó al Kremlin para reunirse con Vladimir Putin

Olaf Scholz en una ceremonia en la tumba del soldado desconocido en el Kremlin, Moscú (Reuters)

 

 

 

 

 

Luego de visitar Ucrania, el mandatario espera avanzar en la vía diplomática para desescalar la crisis en la región. Rusia anunció un repliegue parcial de tropas, pero Kiev dijo que no es suficiente.

Por infobae.com

El canciller alemán, Olaf Scholz, llegó por la mañana del martes al Kremlin, sede del gobierno ruso, donde tendrá una conversación con Vladimir Putin centrada en la crisis de Ucrania.

El encuentro se da poco después de que Rusia anuncie el regreso de algunas tropas que habían participado en ejercicios militares cerca de la frontera. Aunque muchas otras permanecen desplegadas, Kiev recibió con beneplácito el informe como un avance de las conversaciones diplomáticas.

El canciller alemán rechazó someterse a una PCR rusa antes de su entrevista con Putin y, en cambio, se hizo el test necesario en la embajada de su país en Moscú, supervisado por una médica alemana.

En la víspera, Scholz instó a Rusia a aprovechar las “ofertas de diálogo” para desencallar una crisis que ha despertado en Europa el espectro de una guerra.

Alemania y Rusia tienen intensas relaciones económicas. Rusia es el principal suministrador de gas de Alemania.

El gasoducto Nord Stream II, que transporta gas ruso a Alemania a través del Báltico, está ya terminado pero todavía no está operando y una escalada en la crisis de Ucrania podría llevar a que no se autorice su funcionamiento. Berlín se ha mostrado reacio a usar el gasoducto como arma geopolítica, como lo pide Washington para torcer el brazo ruso.

German Chancellor Olaf Scholz attends a wreath-laying ceremony at the Tomb of the Unknown Soldier by the Kremlin Wall in Moscow, Russia February 15, 2022. REUTERS/Maxim Shemetov/PoolGerman Chancellor Olaf Scholz attends a wreath-laying ceremony at the Tomb of the Unknown Soldier by the Kremlin Wall in Moscow, Russia February 15, 2022. REUTERS/Maxim Shemetov/Pool

 

 

 

Este martes, la ministra alemana de Exteriores, Annalena Baerbock, exhortó a Rusia a que retire sus tropas de la frontera. “La situación es particularmente peligrosa y puede agravarse en cualquier momento”, alertó la ministra en un comunicado.

Rusia indicó el lunes que está dispuesta a seguir negociando. El máximo diplomático de Rusia le aconsejó a Putin que mantenta el diálogo con Occidente sobre las demandas de seguridad rusas, indicio de que el Kremlin está dispuesto a continuar las gestiones diplomáticas en medio de temores que Rusia está a punto de invadir Ucrania.

Moscú no quiere que la OTAN incorpore a Ucrania ni a otras antiguas naciones soviéticas, y le ha pedido a la alianza militar que frene el envío de armas a Ucrania y que retire sus fuerzas de Europa oriental. Pero la OTAN se niega a aceptar dichas peticiones.