Profesores universitarios de Táchira renuncian a las aulas: no aguantan los salarios de hambre

Profesores universitarios renuncian a las aulas: no aguantan los salarios de hambre

 

 

 

 

 

Este martes, trabajadores públicos de diversos gremios consignaron un petitorio ante la Defensoría del Pueblo en San Cristóbal, para exigir que les devuelvan los beneficios laborales como seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM), sueldos dignos y que se discutan los contratos colectivos, a fin de que los empleados dependientes de Ejecutivo nacional y regional puedan gozar de un vida digna.

Anggy Polanco // Corresponsalía La Patilla

Gladys Jaimes, representante de la Central de Trabajadores, Alianza Sindical Independiente (ASI) y representante del gremio de bedeles de la Gobernación del Táchira, expuso que cerca del 40 % de los empleados dependientes del Ejecutivo regional han tenido que renunciar, porque sus sueldos no les alcanza ni para el pago de los pasajes.

Los que quedan activos deben salir de sus horarios laborales a desempeñar la buhonería para reunir un poco de dinero que les permita alimentar a sus familias, indicó.

La sindicalista expresó que los jubilados y pensionados deben rebuscarse en trabajos para comer algunos carbohidratos, porque no les alcanza para comprar proteínas. “Muchos han perdido hasta su masa muscular, porque no consumen proteínas”.

Alberto Pabón, secretario general del Sindicato de Obreros y Bedeles del Ejecutivo del estado Táchira, dijo que están esperando ver si el gobernador Freddy Bernal reivindica a los trabajadores en este mandato, en vista de que sus salarios de hambre obligan a los trabajadores del Estado a buscar otros medios para poder llevar la cesta alimentaria a su casa.

Varios miembros de la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes (Apula), quienes se sumaron a la protesta, indicaron que hasta el mes de diciembre de 2021, había renunciado el 40% de los docentes universitarios, por causa de los mínimos ingresos que reciben, los cuales se ubican en 11 dólares mensuales.

El profesor de la ULA – Táchira, Omar Contreras Molina, lamentó que el régimen está logrando el propósito de acabar con la universidad libre, popular y democrática, puesto que desde el año 2007 los presupuestos son reconducidos y los sueldos y salarios fueron pasados a la página del Sistema Patria.