Capturan a dos jóvenes “narcomulas” con más de 50 dediles de cocaína en Táchira

Un joven que se trasladaba a la Isla de Margarita con cocaína en su estómago fue detectado en la alcabala de La Tendida

 

 

 

 

 

El gang de la droga que se encarga de contratar jóvenes como “narcomulas”, para el trasporte de drogas en el interior de su cuerpo, recibió dos nuevos golpes por parte de las autoridades militares destacadas en el estado Táchira, cuando lograron interceptar en el sector de La Tendida, zona norte.

Por lanacionweb.com

A dos de los emisarios que se dirigían a Caracas con cocaína en el estómago, la cual se cree fue ingerida en territorio colombiano minutos antes de emprender viaje, pensando que podrían burlar las medidas de control que se ejercen en materia antidrogas.

Armando Hernández

Voceros de la Zona Operativa de Defensa Integral – Táchira manifestaron que el primero de los procedimientos fue practicado en el Puesto de Atención Ciudadano de La Tendida, municipio Samuel Darío Maldonado, donde los efectivos militares lograron la aprehensión de un hombre que en una unidad de transporte público se trasladaba a la capital de la Republica y fue detectado gracias al poder de observación y malicia de los funcionarios, que desde el mismo momento que abordaron la unidad notaron un comportamiento extraño en el sujeto que lo convirtió en sospechoso.

El hombre fue trasladado al puesto militar para ser sometido a requisa y fue en ese momento que se localizaron, en sus partes íntimas, 23 envoltorios en forma de dediles, contentivos de una sustancia que fue identificada por los expertos como cocaína. Debido a esta situación, le fue impartida la voz de arresto, al tiempo que se le advertía sobre los peligros a los que se exponía si tenía droga en su estómago, ya que su destino inmediato eran los calabozos, donde permanecería hasta el momento de ser presentado a los tribunales.

El sujeto de inmediato confesó que había tragado otros dediles y los tenía en su cavidad abdominal, ya que pensaba llegar a Caracas con los mismos y entregarlos, como lo había acordado. Las autoridades trasladaron al sospechoso a un centro asistencial para un chequeo médico y los estudios radiológicos permitieron verificar que en efecto había cuerpos extraños en su abdomen, por lo que se aplicó el procedimiento médico para que procediera a expulsarlos de manera natural. En total fueron recuperados los 33 envoltorios en forma de dediles que poco antes de emprender el viaje había tragado en territorio colombiano, presuntamente en la zona de Puerto Santander.

Este decomiso fue de 56 dediles de cocaína, con un peso de setecientos setenta y cinco gramos, según el parte revelado por las autoridades, que identificaron al detenido como José Gregorio P., con residencia en Mamporra, estado Miranda, a quien colocaron a las órdenes de la Fiscalía XXIX del Ministerio Público, junto al teléfono celular que portaba.

Hacia Porlamar

En un segundo procedimiento, también practicado en el PAC de La Tendida, se logró interceptar a una “narcomula” que se dirigía a la población de Porlamar, estado Nueva Esparta. Fue detectado en momentos que viajaba como pasajero en una unidad de transporte público que tenía como destino la ciudad de Caracas.

El hombre, identificado como S.E. Carrillo, de nacionalidad venezolana, con residencia en Petare, estado Miranda, fue trasladado al puesto militar para ser chequeado corporalmente, ante la sospecha que transportaba sustancias prohibidas. En ese momento admitió que efectivamente transportaba en su estómago 53 dediles de cocaína que había tragado en territorio colombiano. Su intención era llegar a Caracas y de allí continuar viaje a la Isla de Margarita, donde lo estaban esperando para hacer entrega de la droga.

Como en el caso anterior, fue colocado a órdenes de la Fiscalía del Ministerio Público, junto a su teléfono celular. Ambos detenidos fueron trasladados a la sede de la GNB en La Fría, donde permanecen detenidos, en tanto se sigue con las respectivas investigaciones.

Las autoridades han incrementado sus operaciones de campo e inteligencia para identificar y detener a integrantes de una banda de delincuencia organizada que se dedica a la captación de jóvenes para el tráfico de drogas desde Colombia, a la cual las autoridades venezolanas ya han logrado asestar fuertes golpes.