Pocas señales de refugiados en la ciudad rusa más cercana al conflicto en Ucrania

Se ha ordenado a los ancianos, mujeres y niños que abandonen las repúblicas separatistas del este de Ucrania.EPA/TASS

 

 

Si cientos de miles de refugiados de Donbás, en el este de Ucrania, están a punto de llegar a la ciudad rusa de Rostov-on-Don, no se nota al mirar.

Por Felix Luz | The Moscow Times

Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Después de que las autoridades de las Repúblicas Populares disidentes de Donbás y Lugansk ordenaran el viernes la evacuación de ancianos, mujeres y niños en medio de afirmaciones sin fundamento de que un ataque ucraniano es inminente, Rostov, la ciudad rusa importante más cercana a la región, debería en teoría estar preparándose para una afluencia de gente.

Pero a pesar de que las autoridades locales declararon el estado de emergencia en Rostov, cuando The Moscow Times visitó la ciudad sureña el sábado, hubo poca evidencia de fiebre de guerra o refugiados.

Aunque los medios locales han informado que varios miles de refugiados ya han sido alojados en campamentos en la ciudad cercana de Taganrog, los centros de transporte de Rostov estaban tranquilos y pocos lugareños dijeron que sentían que una escalada del conflicto de larga data de Rusia con Ucrania está a la vuelta de la esquina.

“Lo principal es que no tenemos una guerra”, dijo Kirill Noshaev, un barman de 31 años que pasaba el fin de semana relajándose en el pub de un amigo en el centro de Rostov.

“Pero no creo que lo hagamos. Si algo sucede, será de escala limitada, como en 2014”, agregó, refiriéndose a la anexión de Crimea por parte de Rusia y la posterior captura de Donetsk y Luhansk por parte de separatistas prorrusos respaldados por Rusia.

Rostov es una ciudad portuaria histórica que se extiende a ambos lados del estuario donde el río Don desemboca en el Mar de Azov. Una vez conocido como un centro importante para el crimen organizado, se ha relacionado con la guerra de Rusia en Ucrania durante los últimos ocho años.

Después de ser derrocado durante la revolución Euromaidan en Kiev, el expresidente ucraniano Viktor Yanukovych huyó a Rostov, lo que provocó la intervención rusa en Crimea y el Donbás.

La ubicación de la ciudad, a solo una hora en coche de la frontera con Ucrania, convirtió posteriormente a Rostov en un punto de reunión clave para los insurgentes prorrusos en el vecino Donbás.

El sábado, las autoridades locales dijeron que varios proyectiles disparados en la línea del frente sobre la frontera cayeron en la región de Rostov, lo que subraya su posición al frente del conflicto.