Los secretos de Jake Gyllenhaal: la canción que le dedicó Taylor Swift y su ataque de pánico en “Spider-Man”

Jake Gyllenhaal se hizo un nombre en Hollywood por tomar grandes riesgos al momento de elegir proyectos en cine(Getty Images)

 

El protagonista de “Nightcrawler” y “Animales nocturnos” busca sobresalir en la pantalla grande y pasar inadvertido fuera de cámara. Hace pocos días rompió el silencio sobre una letra de desamor que le dedicó una de sus famosas ex novias y que lo persigue hace más de una década

Por Infobae

Jake Gyllenhaal debutó en el cine en 1991, cuando sólo tenía 10 años. Fue en la comedia “Cowboys de ciudad” y desde entonces no ha dejado de actuar, lo cual resultó natural para un niño que tuvo de padrinos a Paul Newman -que le enseñó a conducir- y Jamie Lee Curtis. Es hijo de un director y una guionista. Con sus dos padres tan involucrados en la industria cuando él era niño, no fue una sorpresa que quisiera ser parte de Hollywood. Además, es el hermano menor de la talentosa Maggie Gyllenhaal, quien está casada con el actor Peter Sarsgaard . Y es el padrino de Matilda, la hija de Heath Ledger y Michelle Williams.

Aunque tuvo algunos trabajos de actuación cuando era niño, sus padres frenaron un poco su entusiasmo para que su hijo tuviera una vida más normal. Un claro ejemplo de su filosofía fue cuando le prohibieron que apareciera en la película de Disney “The Mighty Ducks” (1992), porque habría tenido que estar filmando dos meses fuera de casa y de la escuela.

Su amistad con Tom Holland fue clave para abriera una cuenta en Instagram aunque, reconoce, no entiende mucho sobre redes sociales. “Ahora se requiere a los actores que empiecen sus carreras en las redes sociales. Yo no crecí con eso. Encuentro que cada vez el oficio está más perdido en la búsqueda de fama. Sé que parte de la inseguridad de ser actor implica querer recibir atención, pero necesitas una caja de herramientas para salir adelante”, bromeó sobre la nueva realidad de los actores de su genración.

Después de años de castigarse con papeles intensos en películas como “Nightcrawler o “Stronger”, Jake dice que hoy solo quiere divertirse un poco. “Tenía el deseo de probar algo. No era feliz”. Su última película, “The Guilty”, no sería el mejor ejemplo de este nuevo cambio de estado mental. El largometraje se rodó durante la pandemia en noviembre de 2020 y casi se desmorona cuando su director, Antoine Fuqua, tuvo que ser aislado por ser contacto estrecho. En 11 días terminaron toda la película con Fuqua dirigiendo desde monitores que estaban una camioneta fuera del set. No se vieron ni una sola vez en persona.

Una crisis de nervios en el set de Spider-Man

Jake Gyllenhaal tuvo un ataque de pánico durante el rodaje de “Spider-Man: Lejos de casa” (Reuters)

 

Gyllenhaal reconoció que durante mucho tiempo se empeñó tanto en experimentar la realidad de su personaje que se dio cuenta de que se estaba tomando a sí mismo demasiado en serio. “Creo que lo llevé demasiado al extremo”, reflexionaba. “Alguien me dijo que había perdido mi capacidad de imaginar. Así que decidí empezar a divertirme un poco”.

La oferta de trabajar en “Spider-Man: lejos de casa” fue ideal para este nuevo desafío que se planteaba en su trabajo. También fue una especie de revancha para el actor. Gyllenhaal casi fue contratado para interpretar al hombre araña en “Spider-Man 2? allá por 2004, luego de Tobey Maguire sufriera una lesión. Sin embargo, Maguire se recuperó, por lo que el actor se quedó sin la gran oportunidad de ser el superhéroe de Marvel. Finalmente, Jake consiguió llegar al cine con “Spider-Man” pero no como Peter Parker si no como su enemigo, Mysterio.

Pese a su extensa carrera, no fue fácil para él ser parte de esa megaproducción. Gyllenhaal reconoció que trabajar para Marvel fue “completamente diferente” a lo que estaba acostumbrado. “Fue duro. Yo me incorporé cuando el tren ya estaba en marcha”, admitió. “Me estaba volviendo loco”, aseguró, en referencia al agobio que sintió por los intensos ritmos de rodaje y el personal involucrado en la película. Tanto fue así que experimentó por primera vez lo que era sufrir un ataque de pánico.

“Estaba en una secuencia con varios actores en esa escena y no podía recordar mis líneas. Me quedé paralizado”. Tal era su malestar que le pidió ayuda a su compañero Tom Holland. “Le dije ‘amigo, ayúdame’. Me presioné mucho a mí mismo porque me encanta este mundo. Tuve que acercarme al equipo y decir ‘acabo de salir de Broadway haciendo un espectáculo individual durante una hora y media en el escenario, así que puedo con esto’”.

Jake Gyllenhaal (The Grosby Group)

 

El actor ha reconocido que durante muchos años su vida estuvo gobernada por la ambición profesional. En noviembre de 2020, David Fincher, quien lo dirigió en 2007 en “Zodiac”, contó en The New York Times que aquel rodaje coincidió con el lanzamiento oficial como estrella de Gyllenhaal por lo que se convirtió en una experiencia laboral complicada.

“Jake tenía mucha gente compitiendo por su atención mientras trabajaba para alguien que no te permite tomarse un día libre”, explicó Fincher sobre su complicada relación con el actor durante el rodaje. “Creo que estaba muy distraído”, añadió el director que también trabajó en dicha película con Robert Downey Jr. y Mark Ruffalo.“ Su manager y sus agentes tontos iban a su camerino durante el almuerzo para hablar sobre su próxima portada en GQ”., continuó. “Estaba siendo mordisqueado por patos, y no por patos particularmente inteligentes. Se metieron en su campo de visión y fue difícil para él darse cuenta”

Pero, al final de la filmación, Fincher notó que cualquier tensión entre él y Gyllenhaal se había convertido en una cosa del pasado y el actor incluso le pidió disculpas.

“La gente pasa por momentos difíciles todo el tiempo. Así que trato de ser compasivo al respecto. Pero en una película así son cuatrocientos mil dólares al día. Y puede que no tengamos la oportunidad de volver a hacer la escena de nuevo”, dijo Fincher. “Les digo a los actores todo el tiempo: no voy a dejar de lado tu resaca, no voy a evitar que tu perro muera, no voy a evitar el hecho de que acabas de despedir a tu agente o tu agente simplemente te despidió. Una vez que llegas aquí, lo único que me importa es, ¿contamos la historia?”.

Peter Jackson tampoco tiene un buen recuerdo del actor. Gyllenhaal hizo el casting para protagonizar “El señor de los anillos” (2001) y el resultado fue desastroso, tanto fue así que el director le dijo en la cara que era “el peor actor” que había visto. Según contó, sus agentes estaban muy entusiasmados con que consiguiera el papel de Frodo en la trilogía fantástica, rol que luego quedó en manos de Elijah Wood, pero todo terminó muy mal.

En una escena sin diálogo, debía abrir un cofre del que sacaría el preciado anillo, y simplemente se limitó a actuar sin mayor emoción, lo que provocó que Jackson se pusiera una mano en la cabeza en señal de frustración. “No tenía ninguna línea que decir, sólo eran instrucciones generales. Tenía que ir a una habitación, abrir una caja y buscar el anillo”, relató durante su paso por el programa de Jimmy Fallon. Posteriormente, debía encarar un diálogo con acento inglés, pero no lo hizo, lo que finalmente terminó por sepultar sus posibilidades de ser parte de la película. “Me miró y dijo: ‘Eres el peor actor que he visto, ¿nadie te dijo que tenías que tener un acento especial? Bueno, entonces despide a tus agentes’”.

Pero el actor dice que está agradecido por las letales palabras el director. “Creo que los actores tienen que aprender a crecer en un mundo lleno de rechazos, algunos aprenden a progresar y a otros se les rompe el corazón. No hay ningún papel que sea tuyo, en realidad, y lo que más me gusta de Peter es que sabe que un papel lo pueden hacer muchos actores. Lo que he aprendido a lo largo de los años es que es mucho más difícil ser creativo que destructivo, así que considero que solo intentarlo ya requiere una valentía increíble”.

Las escenas de sexo con Jennifer Aniston

Jake Gyllenhaal confesó que besarse con Jennifer Aniston en pantalla fue “una tortura”. Los actores filmaron “The Good Girl” en 2001 (Photo by Jeff Vespa/WireImage)(Photo by Jon Kopaloff/FilmMagic)

 

Las chispas volaban en el set de “The Good Girl”, según Gyllenhaal, quien admitió que estaba “enamorado” de su coprotagonista Jennifer Aniston. En ese entonces, él tenía apenas 21 años cuando se estrenó la película, en enero de 2002. Ella tenía 31 y llevaba ocho años siendo la más amada de la pantalla chica gracias a su Rachel Green de “Friends”.

El rodaje de la película, una oscura comedia romántica donde Aniston interpreta a una cajera atrapada en un matrimonio aburrido que tiene un romance con Gyllenhaal, fue algo más complicado para él que para ella. En una entrevista radial con Howard Stern, el intérprete confesó que las escenas de sexo con la mujer más amada de Hollywood fueron difíciles para él por un motivo muy sencillo: le gustaba muchísimo su compañera de rodaje.

“Filmar las escenas de sexo fue una tortura, sí lo fue”, admitió el actor californiano <em>“Pero por otra parte no lo fue, claro. Es decir, fue una mezcla de sensaciones”.

Además, reconoció que había un ingrediente más que lo complicó todo. “Las escenas de amor son una cosa incómoda, porque había 30 o 50 personas alrededor mirando. Eso no me enciende mucho. Es algo mecánico, estás siguiendo una coreografía para la cámara”.

También desveló que para el rodaje siguieron la llamada técnica de la almohada. El popular truco cinematográfico implica poner una almohada entre dos actores que supuestamente están manteniendo relaciones sexuales. “Fue algo preventivo y siempre se usa cuando se mantiene una posición horizontal en una película. Todo lo demás fue auténtico”, dijo. De hecho, contó que fue la propia Aniston, más acostumbrada a ese tipo de situaciones, quien lo sugirió. “Creo que fue muy amable sugiriéndolo antes de empezar”.

Jake Gyllenhaal fue nominado al Oscar por su papel en “Brokeback Mountain”

 

Pero con Heath Ledger en “Brokeback Mountain”, fue todo mucho más fácil para él. Así lo explica cada vez que es interrogado por sus escenas de amor en la película de Ang Lee, que recibió un total de ocho nominaciones a los premios Oscar y ganó tres estatuillas doradas. “Soy actor, sentí lo mismo que cuando filmo una escena romántica con una mujer a la que no me siento particularmente atraído”, explicó el actor sobre estos momentos íntimos que compartió con su gran amigo, quien falleció por una sobredosis en enero de 2008.

No obstante, estos apasionadas escenas entre los vaqueros Jack Twist y Ennis Del Mar casi termina mal. Para que sus escenas se vean y se sientan lo más reales posible, Ledger y Gyllenhaal se dejaron llevar. “Heath casi me rompe la nariz en una escena de un beso”.

“Al ser un hombre heterosexual, me intimidaba la idea de rodar las escenas más físicas. Me preguntaba cómo saldrían y hubo momentos incómodos. Pero a la vez sabía que estábamos contando una historia sobre el amor que significaba mucho para mí y eso era, para mí, más importante que ninguna otra cosa. Lo sigue siendo. Me aterrorizan el amor, la intimidad y mantener relaciones profundas, pero soy consciente de que mi vida no vale nada sin esas conexiones”, se sinceró el actor en diálogo con el diario español El País.

¿El chico de la bufanda?

Jake Gyllenhaal negó que la canción “All Too Well” de Taylor Swift hable sobre él y su romance con la cantante

 

En los últimos días, el actor habló finalmente sobre su ex novia Taylor Swift y sobre el lanzamiento de la versión de 10 minutos de “All Too Well”, que, desde que salió por primera vez en 2012, se cree que trata sobre su doloroso romance de tres meses con Jake, con quien salió a finales de 2010. La cantante ganadora del Grammy, sin embargo, nunca ha confirmado que la canción hable sobre él pero sus leales fanáticos creen que sí y apuntaron contra el intérprete por romperle el corazón a la exitosa artista estadounidense.

En una entrevista con la revista Esquire cuando se le consultó acerca de la canción, Gyllenhaal reconoció que no escucho “Red”, el disco de Taylor, y negó que “All Too Well” hable sobre él. “No tiene nada que ver conmigo”, sentenció. “Es su forma de expresión. Los artistas utilizan experiencias personales para inspirarse, y no le envidio a nadie eso”.

En la letra, que siempre se consideró que estaba dedicada al actor, apunta que el intérprete de “Spiderman: Far from home” rompió con ella por la diferencia de edad que los separaba. “Dijiste que si hubiéramos tenido una edad más cercana, tal vez hubiera salido bien / Y eso me dio ganas de morir” entona Taylor. Entonces Jake tenía 29 años y ella 21. En otra de las frases parece lanzar además un reproche a Jake: “Y nunca fui buena para contar chistes/Pero el chiste dice: ‘Me haré mayor, pero tus amantes siguen teniendo mi edad’”. Actualmente y a sus 41 años, el actor sale con la modelo Jeanne Cadieu, de 26 años.

Esta melodía se atribuyó a la relación de Swift y Gyllenhaal por la historia que cuenta, pero sobre todo porque menciona que se habría olvidado una bufanda en casa de la hermana de Jake. “Me has mandado mis cosas y yo regreso sola a casa / Pero guardas mi vieja bufanda de esa primera semana / Porque te recuerda a la inocencia y todavía huele a mí”.

Maggie, la hermana de Jake, incluso se refirió al tema durante una aparición televisiva en 2017. “Nunca entendí por qué todo el mundo me preguntaba por esta bufanda. No sé nada acerca de la bufanda. Es totalmente posible. No lo sé”, respondió la actriz y directora.

Taylor Swift – All Too Well

 

El ex novio de las actrices Kirsten Dunst y Reese Witherspoon contó que tuvo que desactivar los comentarios en sus publicaciones de Instagram por todo los mensajes de odio que recibió de parte de los fanáticos de Taylor tras el lanzamiento de la balada sobre su ex. Por ello, Jake alentó a los artistas a asumir la “responsabilidad” por el acoso cibernético de sus fanáticos: “Es importante que cuando los seguidores se vuelven rebeldes sintamos una responsabilidad de que sean civilizados y no permitir el ciberacoso en nombre de nadie”.

“No desconozco que hay interés en mi vida. Tengo una relación que es verdaderamente maravillosa, y tengo una familia a la que quiero mucho”, concluyó.