Ucrania seguirá reconociendo a Donetsk y Lugansk como parte de su territorio

 

Ucrania sigue considerando las regiones de Donetsk y Lugansk, incluido las zonas controladas por los separatistas prorrusos, parte de su territorio, aseguró hoy Oleksii Danílov, secretario del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional.

Danílov subrayó en rueda de prensa que Kiev seguirá cumpliendo “sus obligaciones” con “todos los habitantes” del Donbás tras el reconocimiento de la independencia de las autoproclamadas repúblicas separatistas por el presidente ruso, Vladímir Putin.

Recordó que el territorio de Ucrania son todas aquellas regiones que integran el país de acuerdo a la Constitución, lo que incluye tanto Donetsk como Lugansk y la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014.

Adelantó que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, intervendrá pronto ante la nación para responder “a la decisión de Putin”, quien también ordenó el despliegue de tropas rusas para cumplir funciones de pacificación.

Nada más conocer las intenciones del Kremlin, Zelenski llamó al presidente de EEUU, Joe Biden, y convocó una reunión del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional, que abordó los pasos a dar en materia de seguridad tras la decisión de Putin.

Previamente, Zelenski ordenó a su ministro de Exteriores, Dmitro Kuleba, que solicitara una reunión inmediata del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar medidas urgentes dirigidas a lograr una desescalada y pasos prácticos para garantizar la seguridad de su país.

Kuleba invocó el artículo 6 del Memorándum de Budapest (1994), que concedió a Ucrania garantías de seguridad a cambio de la renuncia al arsenal nuclear heredado de la antigua Unión Soviética.

Durante la reciente conferencia de Múnich, Zelenski llamó a Occidente a garantizar la seguridad de Ucrania hasta que este país no ingrese en la OTAN, algo a lo que el Kremlin se opone terminantemente.

Kiev, que denunció la muerte hoy de dos militares y un civil en ataques de las milicias prorrusas, denuncia que Moscú y los rebeldes orquestaron una campaña de desinformación sobre una inminente ofensiva ucraniana, que llevó a los rebeldes a anunciar la movilización general de los hombres mayores de edad y la evacuación a Rusia de la población civil.

Seguidamente, los dirigentes prorrusos pidieron el reconocimiento de su independencia al jefe del Kremlin, quien anunció el lunes su decisión tras una intervención por televisión.

 

EFE