Familias venezolanas ayudaron a acondicionar un colegio en Perú para dar inicio a clases

Esta actividad se realizó en retribución a la ayuda que en días previos brindó el director del colegio de la comunidad extranjera. Foto: Cáritas Chiclayo

 

El último fin de semana, unas 12 familias de nacionalidad venezolana participaron de una jornada voluntaria de limpieza en la institución educativa San Carlos del distrito de Monsefú, provincia de Chiclayo, región Lambayeque. En esta actividad también estuvo personal de Cáritas y líderes migrantes de la Comisión de Movilidad Humana de la Diócesis de Chiclayo.

Por: La República

Según detalló Cáritas en una nota informativa, la actividad se desarrolló en el pabellón del nivel primario donde se limpió el mobiliario escolar, las ventanas y techos de las aulas así como las áreas verdes de la escuela para el inicio del año escolar 2022, planteado para finales de marzo. A este centro educativo acuden niñas y niños extranjeros para su formación escolar.

Esta acción se efectuó en retribución a la ayuda que en días previos brindó el director del colegio San Carlos, David Ayasta, a los responsables del centro informático de Cáritas Chiclayo, quienes solicitaron los ambientes de la institución para el empadronamiento de ciudadanos venezolanos que requieren poner en orden sus documentos migratorios para vivir bajo las leyes del Estado peruano.

Charlas informativas
Se conoció que la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) Chiclayo ofreció una charla informativa a las familias venezolanas con hijos en edad escolar respecto al proceso de matrícula y el acceso a vacantes en centro educativos estatales, debido a los inconvenientes manifestados para asegurar la educación de los menores de edad en el periodo estudiantil 2022.

Este tipo de acciones de articulación con entidades del estado forman parte del proyecto ‘Regularización de Situación Migratoria, Promoción de la Salud Infantil y Fortalecimiento de Habilidades Productivas para la Inserción Laboral o Autoempleo en la Población Venezolana de la Región Lambayeque’, el cual ejecuta Cáritas Chiclayo desde enero último.