Rusia niega haber atacado la central nuclear ucraniana de Zaporiyia y dice que fue “un sabotaje” de Kiev

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konáshenkov, en una imagen de archivo. EFE/Maxim Shipenkov

 

Rusia negó hoy haber atacado la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, la más grande de su tipo en Europa, con tanques, artillería y cohetes, y denunció que el incidente en esta instalación fue una “provocación” llevada a cabo por un grupo de sabotaje ucraniano.

“El objetivo de la provocación del régimen de Kiev en esta instalación nuclear radicó en el intento de acusar a Rusia de crear una fuente de contaminación radiactiva“, denunció el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov.





Según el militar, las tropas rusas controlan la ciudad de Energodar y la central nuclear de Zaporiyia, que continúa funcionando normalmente, desde el pasado 28 de febrero.

“El 4 de marzo, cerca de las 2.00 de la madrugada (…) una patrulla rusa fue objeto de un ataque de un grupo de sabotaje ucraniano. Con el objetivo de provocar el fuego contra el edificio, los efectivos fueron atacados desde las varias ventanas del centro de formación de la central”, explicó el militar ruso.

Konashénkov indicó que los militares rusos respondieron al ataque de “los saboteadores ucranianos”, a los que acusó de iniciar el incendio en su retirada, hecho que calificó como “una monstruosa provocación”.

“La reacción inmediata de (el presidente ucraniano, Volodímir) Zelenski sobre la supuesta amenaza a la central nuclear y sus conversaciones con Washington y Londres no dejan lugar a dudas”, afirmó, al señalar que el objetivo era culpar a Rusia de una fuga radiactiva.

Rafael Grossi, Director General del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), señala en un mapa de la central nuclear ucraniana de Zaporizhzhia mientras informa a la prensa sobre la situación de las centrales nucleares en Ucrania durante una conferencia de prensa especial en la sede del OIEA en Viena. , Austria el 4 de marzo de 2022. – Grossi se ofreció a viajar a Chernobyl para negociar con Ucrania y Rusia para tratar de garantizar la seguridad de los sitios nucleares de Ucrania. (Foto de JOE KLAMAR / AFP)

 

Konashénkov indicó que esto es un testimonio de “un plan criminal del régimen de Kiev” o una muestra de que Zelenski ha perdido “el control de los grupos de sabotaje con participación de mercenarios extranjeros”.

El incendio en el centro de formación de la central nuclear abarcó una superficie de 2.000 metros cuadrados y fue apagado en horas de la madrugada por los bomberos ucranianos.

El ministro de Energía de Ucrania, Herman Galuschenko, acusó al Ejército ruso de atacar la central y advirtió que el mundo está al borde de la mayor catástrofe nuclear en la historia de uso pacífico de la energía atómica.

Por su parte, Zelenski se dirigió hoy a Europa para pedirle que “despierte ya” ante el “terrorismo nuclear” de Rusia, tras acusar a las fuerzas rusas de atacar la central nuclear, lo cual habría ocasionado una desconexión de los reactores nucleares.

El presidente se dirigió a todos los ucranianos y europeos, que, dijo, conocen perfectamente la palabra “Chernóbil”, en referencia a la mayor catástrofe nuclear de la historia ocurrida el 26 de abril de 1986.

“Rusia quiere repetir esto y lo está repitiendo, pero seis veces más”, dijo, en referencia al número de unidades que hay en la central nuclear de Energodar, en la región de Zaporiyia.

Konashénkov negó, en cambio, que el incidente afectase el funcionamiento de la planta nuclear.

“En estos momentos el personal de la central nuclear de Zaporiyia continúa trabajando con normalidad, da servicio a las instalaciones de la planta y vigila la situación radiológica”, dijo, al destacar el “el fondo radiactivo en la zona de la central nuclear es normal”.

EFE