Sabor en la capital de EEUU: La auténtica arepa se apodera de Washington con sello venezolano

Arepa Zone
Alí Arellano y Gabriela Febres/ Foto: Cortesía Arepa Zone

 

El manjar más simbólico de la gastronomía criolla ha tomado protagonismo en el suelo estadounidense gracias a la iniciativa de dos soñadores que se aventuraron a conquistar paladares en Washington. Lo que comenzó como una propuesta culinaria sobre ruedas, un Food Truck, se convirtió en un hecho cultural sin precedentes. Gabriela Febres y Alí Arellano idearon un auténtico concepto bajo el nombre de Arepa Zone que ofrece una gran variedad de presentaciones para comer y disfrutar. “Parte de nuestro éxito como empresa ha sido el habernos dado tantos golpes en el camino. Este es un negocio que se ha construido a punta de ensayo y error”, aseguró Febres.

Les costó esfuerzo, lágrimas, constancia y por supuesto, mucha inversión para expandirse con cuatro sucursales. Actualmente, son la primera arepera venezolana en un estadio de la MLS y en la MLB. Hace poco, sorprendieron a los comensales tras abrir sus puertas en Western Market. Su fundadora nos contó el secreto de su receta para obtener el reconocimiento local, sus experiencias y cómo se proyectan para este 2022.

Por Elizabeth Gutiérrez y Luis Eduardo Martínez | lapatilla.com

Dos criollos con un propósito

La dupla detrás de Arepa Zone era totalmente desconocida, pero el destino hizo lo suyo para juntarlos en el camino. Gabriela Febres llegó a Washington en 2008 para estudiar en la American University. Cursó música y paralelamente ingeniería de sonido. Alí Arellano se trasladó a Virginia por un trasplante de médula ósea y comenzó como distribuidor de productos centroamericanos a las tiendas latinas del área. Tiempo después, un partido de La Vinotinto fue el encuentro perfecto para coincidir.

Foto: Cortesía Arepa Zone

 

Gabriela había pasado una larga temporada sin tener contacto con paisanos y al conocer a Alí, quien vendía quesos centroamericanos, se le ocurrió la audaz idea: Vender productos de su país. “Le dije que extrañaba ese tema y que seguro como yo, habría más gente”, afirmó. Sin embargo, Arellano no estaba muy convencido de que existiera una gran receptividad debido a que no había una amplia comunidad de venezolanos en el norte de EEUU.

Tras tanta insistencia, Gabriela y Alí acordaron comenzar con la venta de quesos de origen venezolano y empezaron a trabajar bajo la modalidad de puerta a puerta, así nace “Antojitos de tu país“. Poco a poco, el emprendimiento fue ganando popularidad entre sus conocidos y decidieron modernizar y aplicar herramientas tecnológicas para crecer.

“Recibíamos los pedidos a través de una página web, e íbamos a entregar los productos venezolanos. Empezamos con quesos, pero después fue creciendo el catálogo con otros productos congelados”, detalló.

Con las manos en la masa

La pareja pronto se percató que más allá de la carencia de productos criollos en el área, había la necesidad de propiciar una conexión entre venezolanos, el calor humano que caracteriza a los nacidos en la ribera del Arauca. Entonces, se les metió en la cabeza la idea de abrir un restaurante.

Foto: Cortesía Arepa Zone

 

No había un sitio para comer arepas acá y queríamos traer algo diferente (…) presentarle un nuevo producto a la comunidad internacional, americanos, japoneses, y más porque Washington es una ciudad con gente de todas partes del mundo. El empuje lo dio la misma comunidad de venezolanos de acá y nuestros clientes”, recordó Gabriela mientras explicó cómo una fundación local los apoyó financieramente para abrir un Food Truck de arepas diseñado por ellos mismos para avanzar en el proyecto.

Desde entonces, han pasado ocho años y la popularidad fue creciendo notablemente en el estado. Gabriela y Alí realizaron algunas modificaciones en cuanto al nombre debido a la dificultad de pronunciación para los estadounidenses, y de “Antojitos de tu país“, pasaron a llamarse “Arepa Zone“.

Este intrépido par, usó la receta familiar para preparar unas auténticas arepas, apoyándose siempre en la sabiduría gastronómica de la abuela. “Ni Alí ni yo somos chef, ni tenemos ningún tipo de entrenamiento formal. Todo lo que sabemos en cuanto a la comida venezolana ha sido a punta de ensayo y error, Armando Scannone y nuestras familias“, comentó.

Foto: Cortesía Arepa Zone

 

Y es que la tradición se trasladó hasta Arepa Zone en todo sentido. ¿Quién no conoce una Reina pepiada, una sifrina, o una catira? Los clásicos nombres de las arepas venezolanas le ponen un toque nacionalista que incluso es reconocido por los americanos, quienes no dudan en pedir una pelúa cuando el hambre llama. Así, revelaron que el verdadero secreto de una buena arepa, radica en que esté fresca, tostadita por fuera y que “bote ese humito cuando la abras”, siempre fieles a la marca Harina PAN.

Un fenómeno culinario

La expansión de la franquicia se hizo indetenible. En la actualidad, Arepa Zone cuenta con cuatro sucursales y un grupo de trabajadores que supera las 40 personas. Hoy, es la primera arepera venezolana en un estadio de la MLS y en la MLB. “Eso es gracias a nuestro gran equipo, pero también a la clientela que es súper fiel”, resaltó. No obstante, aclaró que el restaurante más grande está ubicado en la 1121 14th Street, NW, Washington, DC.

Arepa Zone
Foto: Cortesía Arepa Zone

 

Se convirtieron en un fenómeno y su éxito habla por sí solo: “Es increíble para mí. Mi mayor orgullo es ese, ver mi restaurante lleno, con una cola de pura gente que no es venezolana. Desde un principio, Alí y yo supimos que era importante que el foco fuese mantener la autenticidad, pero enfocarnos bastante en el tema de llevarle la gastronomía al americano de una manera que ellos lo supiesen entender”, explicó.

Foto: Cortesía Arepa Zone

 

Gabriela relató que antes de abrir las diferentes sucursales de Arepa Zone, los invitaban a participar en su Food Truck en festivales dónde competían cerca de 50 planes de negocios para ganarse un codiciado puesto dentro del mercado artesanal Union Market. La dedicación y el esfuerzo, los hicieron acreedores de su primer puesto. Luego su éxito se transformó en otros reconocimientos como el Food Truck del año y premio al mejor Chef.

Arepa Zone
Foto: Cortesía Arepa Zone

 

Para nadie es un secreto que emprender en EEUU no es tarea fácil, pero los socios de Arepa Zone no se desviaron de su objetivo hasta hacerlo realidad.  Buscaron asesoría legal, se reinventaron, soñaron en grande y lo lograron. “Muchísima gente nos catalogó como locos, que iba a ser una pérdida de tiempo. Mi mamá dudó mucho porque estudié tantos años en mi carrera, me endeudé y dijo: ‘¿Qué? ¿Tú vas a vender arepas?’ Hoy en día es nuestra fan número uno. Gracias a ella Arepa Zone es lo que es porque ella nos prestó casi la mitad del dinero de inicial para nosotros construir nuestro camión”, manifestó Febres.

Asimismo, confesó que un negocio exitoso amerita dedicación en todas las áreas.” Implica saber de redes sociales, mercadeo, SEO, saber sacar costos de una arepa, hacer recetas a larga escala y manejar el personal. No ha sido fácil. Las personas que han trabajado con nosotros han desarrollado sus talentos y han crecido con nosotros”.

El futuro está servido

Cada tropiezo en esta larga travesía tuvo su recompensa. Gabriela y Alí se sienten embajadores de la cultura venezolana en Washington y es una hazaña que comparten con responsabilidad y orgullo. “Es muy gratificante ver cómo tu marca crece y cada vez la gente la reconoce más. Para mí no tiene precio (…) lo hacemos con todo el amor del mundo porque es lo que queríamos, unir a la comunidad venezolana aquí. La gente ya nos ve como referencia. Ya no podemos bajar la guardia”, aseveró.

Arepa Zone
Foto: Cortesía Arepa Zone

 

Arepa Zone está en constante crecimiento y como muestra de ello, el 25 de febrero hicieron la gran inauguración en Western Market lo que Gabriela define como su proyecto más ambicioso que dio sus primeros pasos en 2021 y finalmente se concretó. Aunque esto no termina aquí. El plato típico de la familia venezolana se alista para hacer su debut en Maryland. “Este año nuestra meta es abrir un nuevo local. Todavía ese proyecto no ha arrancado, pero estamos comenzando a ver opciones de locales en esa zona. En Maryland el tema de las arepas está bastante virgen y queremos expandirnos hacia esa zona porque nuestra misma clientela lo está pidiendo así”, declaró.

Foto: Cortesía Arepa Zone

 

Gabriela Febres y Ali Arellano son ejemplo de integración cultural que, junto a su restaurante, permanecerán como una referencia gastronómica por excelencia en sus comensales. Este 2022 trae nuevos desafíos, así que sobran los motivos para seguirle la pista a estos emprendedores.