La película de terror que el mismísimo Stephen King no pudo terminar de ver por miedo

 

El escritor estadounidense y autor de célebres novelas de terror que fueron llevadas al cine, Stephen King, reveló la película que más miedo le provocó en toda su vida, incluso con la imposibilidad de verla completamente.

Por: Cronista

“La maldita cosa parece real”, apuntó en multipremiado por La Torre Oscura, It, Misery y El Visitante, entre otras, al ser entrevistado en 2018 por AMC.

Con antecedentes de elogios a títulos de culto como The Babadook, a quién King la describió como “profundamente perturbadora y muy recomendable”, el autor de Cementerio de Animales reveló que si de experiencias que “marcan un antes y un después”, entonces sin dudas debería detenerse en “El proyecto de la bruja de Blair”.

El film de terror estrenado en 19 de junio de 1999 y que en la actualidad no se encuentra ni siquiera en el catálogo de Netflix Argentina, significó toda una revolución en el cine, no solo por cómo cimentó el subgénero del “found footage” o “cámara en mano”, sino también por lo viral que fue su campaña de marketing, jugando con videos y la idea de que todo lo narrado por Daniel Myrick y Eduardo Sánchez había ocurrido de verdad.

“Estaba en el hospital y estaba dopado. Mi hijo me trajo una cinta VHS y me dijo ‘tienes que ver esto’. A mitad de la película le dije ‘apágalo, es demasiado inquietante'”, cuenta King en Eli Roth’s History of Horror de AMC.

El novelista, que confesó no sentir fuerzas para poder terminarla hasta que salió del centro sanitario, incluso llegó a dedicarle un texto en una reedición de “Danza macabra”, su ensayo sobre ficción de terror.

“Aquellos no parecían bosques de una localización de Hollywood, parecían un bosque real donde la gente podría perderse”. “Una cosa sobre El proyecto de la bruja de Blair: la maldita cosa parece real. Y porque lo es, es como la peor pesadilla que hayas tenido, aquella de la que te despertaste jadeando y llorando de alivio porque pensabas que estabas enterrado vivo y resultó que el gato saltó a tu cama y se había acostado en tu pecho”, sentenció.