Convertida en rancho-escuela por el hampa: se robaron todo y ahora reciben clases parados y orinan en el monte

Alumnos de esta rancho-escuela de El Tigre reciben clases parados y orinan en el monte

 

 

Una vez más los estudiantes de la Escuela Técnica Agropecuaria Robinsoniana de El Tigre en el estado Anzoátegui, se comunicaron con el equipo reporteril de La Patilla para denunciar y en esta ocasión demostrar con hechos cómo continúan recibiendo clases en el suelo.

Susana Quijada // Corresponsalía lapatilla.com

Una estudiante de segundo año nos hizo llegar una imagen de los alumnos sentados en el piso del anfiteatro, mientras les impartían una de las cátedras agropecuarias.

Nuestro equipo se trasladó hasta el centro educativo donde efectivamente halló a un grupo de estudiantes recibiendo clases en el suelo y a otro número reducido de alumnos de pie que se instruía en matemáticas.

Los jóvenes contaron que no disponen de pupitres, mesas ni escritorios, debido a que durante los últimos dos años la institución ha sido desmantelada por el hampa.

Alumnos de esta rancho-escuela de El Tigre reciben clases parados y orinan en el monte

 

 

 

 

El centro educativo que forma técnicos medios agropecuarios, tampoco cuenta con agua ni servicio de electricidad.

La docente, Audrey Vasquez, indicó que los delincuentes se llevaron  transformadores, cableado, tuberías, rejas, puertas, luminarias, bancos y hasta la cerca perimetral.

“Tampoco hay  pizarrones, solo los que están incorporados a las paredes, pero las pizarras acrílicas eso desapareció, se las llevaron para tomar los marcos de aluminio“, dijo Vásquez.

El educador Julián Ordaz comentó que de los sanitarios los delincuentes también cargaron con todo,  y ante la situación  deben ingeniárselas para hacer sus necesidades fisiológicas.

Alumnos de esta rancho-escuela de El Tigre reciben clases parados y orinan en el monte

 

 

 

Aprovechamos la poca privacidad que da el baño que tenemos que no está funcionando y los caballeros nos dirigimos al monte y hacemos nuestras necesidades allá“, dijo Ordaz.

El profesor de matemáticas comentó que es complicado cumplir el horario completo, pues las condiciones no están dadas.

Ante las diversas problemáticas, la deserción escolar se ha hecho cada vez más presente. asta hace unos años la matrícula estudiantil superaba los 400 alumnos, mientras que que la actualidad llega a 100 estudiantes.

Sin embargo, las ganas de aprender y el amor por educar mantienen a estudiantes y docentes en esta escuela.