El gran misterio del Sol finalmente podría resolverse gracias a un pequeño robot que tocó la superficie

Cortesía

 

Hay una capa exterior del Sol que solo es visible durante un eclipse solar total, y durante mucho tiempo sus propiedades físicas han desconcertado a los científicos.

Por: The Sun

Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Finalmente, los investigadores están avanzando poco a poco hacia una respuesta de por qué el Sol es más caliente en su capa más externa que en la superficie.

La sonda Parker de la NASA se embarcó en un viaje al Sol en 2018.

Durante el viaje, la sonda usó la gravedad de Venus para impulsarse más y más cerca del sol con cada revolución que pasaba.

En la última rotonda, la Sonda Parker se acercó a casi 5 millones de millas de la superficie del Sol, la distancia más cercana que una sonda haya alcanzado por un margen considerable.

La sonda entraba y salía de la capa coronal, que puede calentarse hasta 100 veces más que la superficie de nuestra estrella.

La sonda transmitió datos sobre el segmento observado de la capa coronal a los científicos en la Tierra, aunque la información tardó unos meses en viajar 93 millones de millas espaciales.

Mientras tanto, un equipo de investigadores en Nueva Zelanda que estudia la corona del Sol se planteó dos teorías sobre por qué la capa exterior es considerablemente más caliente que la superficie.

Es una premisa ilógica: ¿cómo podría la capa que bordea la extensión congelada del espacio estar más caliente que la porción que la superficie?

Las dos teorías, una basada en la transferencia de energía y la otra en ondas magnéticas, no hicieron lo suficiente para explicar cómo la corona podría alcanzar los 2.000.000 de grados Fahrenheit como líneas de pensamiento individuales.

“Lo bueno de nuestro resultado es que vincula dos teorías previas que habían sido muy bien estudiadas” , dijo a CNET Jonathan Squire, un astrofísico que publicó un estudio sobre la capa coronal .

Squire y su equipo realizaron una simulación de seis dimensiones que toma prestadas ambas teorías, “mientras que simultáneamente explican varios otros acertijos observacionales de larga data”.

Todavía hay más que aprender sobre la corona del Sol y cómo se comporta.

Cuanto más obtengamos sobre la capa más externa del Sol de la Sonda Parker, las sondas que la seguirán y los estudios dirigidos por astrofísicos como Squire, con mayor precisión podremos predecir el clima cósmico y la violencia solar.