El ejército privado de Putin no quiere luchar en Ucrania, afirman que sus contratos les impiden salir de Rusia

Los soldados de la Guardia Nacional Rusa (en la foto de 2019) se negaron a luchar en Ucrania, lo que llevó a Moscú a despedirlos en el acto.

 

Ahora el ejército privado de Putin está demasiado asustado para luchar en Ucrania, la Guardia Nacional de élite afirma que sus contratos les impiden salir de Rusia

Por DailyMail
Traducción libre de lapatilla.com

Los soldados de la Guardia Nacional Rusa se negaron a luchar en Ucrania, lo que llevó a Moscú a despedirlos en el acto.

Los 12 soldados se negaron a cumplir las órdenes de Vladimir Putin de viajar a Ucrania al comienzo de la invasión después de que argumentaran que sus contratos militares solo se aplicaban al territorio ruso.

Los miembros de la Guardia Nacional -conocidos como el ejército privado de Putin- dijeron que no había base legal para que fueran enviados a Ucrania, según el abogado de derechos humanos Pavel Chikov.

“Los combatientes de la guardia rusa explicaron que la negativa a cumplir la orden era ilegal”, declaró Chikov en una publicación en Telegram, según The Times.

Chikov agregó que “ninguno de ellos tenía un pasaporte extranjero con ellos, ni ninguna intención de abandonar el territorio de Rusia, mientras que sus deberes oficiales directos se limitaban al territorio de la Federación Rusa. Ninguno de los demandantes fue informado de una misión en el territorio de Ucrania para participar en una operación militar especial, ni se les informó sobre las tareas involucradas en esta operación y, como resultado, no dieron su consentimiento”.

Los soldados, encabezados por el capitán Farid Chitav, eran todos de Krasnodar, en el sur de Rusia. Habían estado desplegados en Crimea desde el 6 de febrero y realizando ejercicios anuales cuando se les ordenó trasladarse a Ucrania.

Las tropas fueron despedidas después de que se negaron a luchar en Ucrania el 25 de febrero, un día después de que Rusia invadiera el país, pero ahora están apelando la decisión, comenta su abogado Mikhail Benyash a The Moscow Times.

El Comité de Madres de Soldados de Rusia ha afirmado que muchos de los jóvenes soldados de Putin que ahora luchan en Ucrania fueron engañados para alistarse y les dijeron que se dirigían a la frontera para practicar simulacros antes de ser enviados a un conflicto sangriento.

Mientras tanto, un soldado ruso capturado por Ucrania afirmó que Vladimir Putin tiene “escuadrones de la muerte” que matan a los desertores que se niegan a participar en la brutal guerra.

El aterrorizado joven de 22 años explicó que “realmente hay” un equipo entrenado para eliminar a cualquier tropa que huya de la invasión hacia su hogar, y agregó que llevó a muchos a rendirse.

Advirtió a cualquiera que esté pensando en abandonar el ejército que “no lo lograrán”, ya que reveló la última táctica en el conflicto cada vez más repugnante.

El hombre, que no ha sido identificado, también señaló que a los soldados rusos les quitaron el teléfono para que no pudieran ver la cobertura de noticias internacionales de la guerra.

Los soldados rusos capturados que hablaron el 2 de marzo dijeron que la invasión de Ucrania estaba en un “desorden total”, según grabaciones de voz obtenidas por una compañía de inteligencia británica.

Los mensajes de radio interceptados indicaron que las tropas se niegan a obedecer las órdenes del comando central de bombardear las ciudades ucranianas y se quejan de que se están quedando sin alimentos y combustible.

A pesar de movilizar una fuerza de entre 150.000 y 200.000 soldados rusos, Moscú no ha previsto nada más que una débil resistencia por parte de las fuerzas ucranianas, probablemente debido a fallas de la inteligencia rusa.

Un alto oficial militar de la OTAN dijo que la alianza estima que Rusia ha sufrido entre 30.000 y 40.000 bajas en el campo de batalla en Ucrania durante el primer mes de la guerra, incluidos entre 7.000 y 15.000 muertos.