Espiral de la muerte: Paracaidista quedó inconsciente durante salto en Texas, pero un milagro lo salvó (VIDEO)

paracaidista
Ben, centro, se sale de control después de quedar inconscienteCrédito: Facebook

 

Aterrador video muestra el momento en que un paracaidista queda inconsciente a 10,000 pies cuando otro saltador choca contra su cabeza.

Por The Sun

Ben Pigeon fue enviado a un giro mortal y solo se salvó cuando un instructor pudo alcanzarlo y tirar de su paracaídas.

Ben fue uno de los tres saltadores filmados saltando de un avión junto con el instructor Andy Locke.

La cámara del casco de Andy muestra cómo unieron sus manos en una zambullida de cabeza sobre la zona de aterrizaje cerca de Dallas, Texas.

Se separaron para continuar con su práctica de caída libre. De repente, se ve a uno del grupo pasando a Andy a gran velocidad y chocando contra la cabeza de Ben. Queda inconsciente por el impacto y gira fuera de control.

Andy, un instructor experimentado, se estira y se dirige hacia el indefenso Ben. Su cámara muestra cómo agarra a Ben, detiene su giro y tira de la cuerda de su paracaídas de reserva a unos 5000 pies.

Sorprendentemente, Ben, conmocionado, recuperó la conciencia y pudo ejecutar un enfoque de “libro de texto”, aunque aterrizó “como un saco de papas”.

El dramático video de 2014 solo apareció seis años después cuando Ben lo publicó en Facebook durante el primer bloqueo de coronavirus.

paracaidista
Ben quedó inconsciente y no pudo tirar de su propio paracaídas.Crédito: Facebook

 

Él dijo: “Estoy publicando esto porque estoy aburrido, pero también para promover la regla de seis pies (distanciamiento social)”.

“Si hubiéramos usado la regla de los seis pies durante este salto, un fémur no se habría conectado con mi cabeza a más de 200 mph. Pero, de nuevo, siguiendo la regla de los seis pies, a un compañero saltador no se le habría permitido tirar de mi paracaídas cuando quedé inconsciente a 10,000 pies”.

Continuó: “Nota al margen: para los que no son paracaidistas, encontrar la zona de caída puede ser difícil. Especialmente en esta zona de lanzamiento porque todo es tierra de cultivo y todo se ve igual. Tienes que identificar los caminos para saber dónde estás”.

paracaidista
Andy tiró del paracaídas de reserva de Ben para salvarle la vidaCrédito: Facebook

 

“Estaba tan conmocionado que perdí tres días de memoria. “Cómo encontré la zona de caída está más allá de mí. Podría haber caído en las líneas eléctricas o en la carretera. No solo lo encontré; volé en un patrón de estudiante perfecto, pero no tenía la fuerza para disparar lo que significa que el aterrizaje también me dolió”, dijo.

También agregó. “Estaba tan fuera de sí. Cuando me preguntaron por primera vez si estaba bien, dije: ‘¿Qué quieres decir con que acabo de salir de mi tienda?’ y luego señaló mi paracaídas. No digo que Jesús tomó los mandos, pero alguien me cuidó ese día”.

‘Saco de papas’

En una publicación de seguimiento, Andy reveló que era el décimo salto del día y, a pesar de un ensayo en tierra, los paracaidistas estaban “cansados” y cometieron errores.

Dijo de Ben: “El golpe obviamente lo había dejado inconsciente. Estaba en un giro plano sobre su espalda. El único pensamiento que recuerdo haber tenido fue ‘Llega allí’”.

“Luego hago la transición a mi vientre y uso toda el área de la superficie que pude para volar hacia él. Detengo su giro y traté de hacerlo rodar boca abajo sin éxito”.

“A 5000 pies, tomo la decisión de tirar de su reserva. Mi lógica detrás de la decisión de tirar de su reserva, en lugar de su principal, es que la reserva está diseñada para abrirse y aterrizar de manera más dócil que un paracaídas principal típico. Luego bajé al suelo lo más rápido que pude, para poder avisar a alguien para que llamara al 911”.

Agregó: “El saltador KO’d recuperó la conciencia bajo su reserva, y de alguna manera voló un patrón de estudiante de libro de texto”.

“Aterrizó como un saco de papas en el área de aterrizaje principal. El otro saltador también aterrizó de manera segura en el área principal. Todos se fueron ese día. Algunos con el ego magullado, otros con la cara magullada. La verdad es que este accidente podría haberle sucedido a cualquiera. Este accidente cambió la forma en que salto, para mejor”, resaltó.

En noviembre, un video aterrador mostró un avión que se salió de control y casi golpea a un grupo de nueve paracaidistas en Sudáfrica.

En 2019, un afortunado paracaidista engañó a la muerte cuando una ráfaga de viento le impidió estrellarse contra un edificio en Brasil.