Gremios educativos calificaron como un fracaso el inicio de clases en Monagas

 

 

 

El presidente del Sindicato Único del Magisterio en Monagas, Darío Lima, manifestó que el inicio total a clases en la entidad fue un fracaso debido a las condiciones de más de 80% de las instituciones educativas.

Por: Corresponsalía lapatilla.com

La falta de agua y electricidad en muchas de las escuelas y liceos en la región, han hecho que el retorno completo a clases anunciado por Nicolás Maduro no se cumpla en su totalidad. A juicio del dirigente gremial, solo en Maturín el 80% de los centros educativos no cuenta con servicio de agua y por tal razón, los padres y representantes no quieren enviar a sus hijos a clases.

“Hoy podemos evidenciar que aquí no comenzaron las clases como estaban establecidas, primero por los graves problemas de infraestructuras de escuelas y liceos. Tenemos el problema de luz y agua, esto hace que los padres y representantes no quieran enviar a sus hijos al proceso de enseñanza, es decir, no hay condiciones para reiniciar las clases. Hoy gran parte de Maturín amaneció sin agua que cortaron el fin de semana, afectando obviamente a los planteles”, expresó Lima.

 

 

El representante sindical agregó que el Ministerio de Educación debe reprogramar el segundo lapso, ya que no hay una planificación para el llamado a acudir a las aulas. Reiteró que ante la escasez del recurso hídrico en la capital monaguense, no es posible poder tener a los estudiantes en el horario establecido sino que deben mucho antes de la hora.

“Hemos hecho recorrido en muchas escuelas y la gran mayoría no tiene agua, que como se sabe, por ser el municipio más grande, hay casi 300 escuelas y liceos. A todo el personal docente no le están garantizando los implementos de seguridad, en el contrato colectivo está una propuesta de dotar con un kit de bioseguridad y no se ha aprobado”, añadió Lima.

Por último, piden la renuncia del ministro “manos de tijera” de Planificación y Presupuesto del régimen de Maduro, Ricardo Menéndez, que “secuestró” las contrataciones colectivas de los trabajadores de Venezuela.