Israel detuvo a cinco sospechosos tras ataque terrorista reivindicado por el Estado Islámico

La Policía israelí en la escena de un ataque en la ciudad de Hadera, Israel EFE/ABIR SULTAN

 

 

Cinco sospechosos fueron detenidos en Israel tras un ataque reivindicado por el grupo yihadista Estado islámico (EI) en el norte, que causó dos muertos y varios heridos, informó el lunes la policía.

Los funerales de las dos víctimas, miembros de la policía de fronteras, ambos de 19 años, se celebran este lunes. Una de las víctimas, Shirel Aboukrat, tenían las nacionalidades francesa e israelí, según la embajada francesa en Tel Aviv.

La policía israelí anunció haber llevado a cabo registros en la ciudad árabe de Umm el-Fahm, a 20 km de Hadera, donde se produjo el ataque el lunes por la noche, en colaboración con el servicios de seguridad israelí Shin Beth.

“Tras estos registros, las fuerzas de seguridad detuvieron a tres habitantes sospechosos de pertenecer a una organización terrorista. Otros dos sospechosos fueron detenidos en otro lugar” indicó la policía en un comunicado.

El grupo EI indicó en un comunicado que dos de sus militantes eran los autores del tiroteo.

Según el grupo de inteligencia SITE, es la primera vez desde 2017 que EI reivindica un ataque dentro de Israel.

Los agresores, identificados por Israel como árabes israelíes y agentes locales de la organización EI, fueron abatidos por policías que se hallaban cerca.

El ataque se produjo durante la celebración de una cumbre en Israel, entre el domingo y el lunes, con los jefes de la diplomacia de Estados Unidos, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Marruecos en una ciudad del desierto del Néguev, en el sur.

Cuatro personas murieron el martes pasado en otro ataque, en ese caso con cuchillo y vehículo kamikaze, en la principal ciudad del desierto del Néguev.

El atacante fue identificado por las autoridades como Mohammed Abu Al Kiyan, profesor en la ciudad beduina de Hura, que ya había sido condenado en 2016 a cuatro años de prisión por planear viajar a Siria para luchar junto al grupo yihadista Estado Islámico y por hacer apología de ello.

AFP